Ana Tijoux: Las raperas también cantan

Ana Tijoux, cantante francesa de origen chileno, presenta en Barcelona su nuevo proyecto 'Roja y Negro: canciones de amor y desamor'

“Somos Roja y Negro”. Estas palabras marcan un antes y un después en la carrera musical de la rapera chilena Anita Tijoux. Una nueva etapa en la que las rimas bajan del pedestal dejando su puesto a la melodía. Un camino que ya no toma sola sino acompañada de músicos de jazz, entre ellos Raimundo Santander y Ramiro Durán, y de los cantautores que la inspiraron a lo largo de su vida.

“Somos Roja y Negro”. Con estas palabras, la rapera y cantante Ana Tijoux presentaba el proyecto Roja y Negro, canciones de amor y desamor en su concierto el pasado miércoles 18 de abril en la sala BARTS de Barcelona. “No tienen vino, pero imaginen que tienen”, bromeaba intentando romper el hielo. Los fans estaban tan nerviosos como ella: ¿cómo será esta nueva Anita? ¿Seguirá siendo la que cantó a todos los del sur? ¿La que nos declaró insumisas e insurgentes? ¿La que nos hizo sacar la voz?

El concierto empezó con la emocionante Arriba quemando el sol, de Violeta Parra, dedicada al “pueblo muerto” de La Pampa, donde su corazón murió al ver cómo sufrían. Con el segundo tema nos dejaba claro que seguía siendo ella con la canción que ponía nombre a su disco Vengo (Nacional Records, 2014). Y fue con el tercero, Asaltango, de Roja y Negro, con el que nos adentró en su nuevo mundo demostrándonos que, uno, sabe cantar un tango y, dos, que la historia más romántica que existe es la del asalto a un banco.

Todos los miembros de Roja y Negro consiguieron crear un espacio íntimo con el público. Santander bromeaba continuamente con Tijoux y no pararon de hacer propaganda, aunque no de Spotify, de su próximo disco. Un álbum que también cuenta con temas inéditos que cantaron durante el concierto como Tinta roja, Dilema o uno “bien terrible” llamado Por ti. El proyecto nació con Choque, una canción que, según Tijoux, trata de “conocer a alguien y ‘pah’, todo cambia”.

Aunque desafinaba a veces, no importaba. Anita, más valiente que nunca, se atrevió a cantar la tradicional Tonada de luna llena, de Simón Díaz y Luchín, del gran Víctor Jara, cuyas “letras atraviesan”, una canción que dedicó a su país, Chile, lleno de fracturas, sismos y luchas sociales, pero que jamás se rinde. Nunca imaginamos que veríamos a Tijoux en esta tesitura y dejó al auditorio boquiabierto. También cantó la desgarradora Arauco tiene una pena, de Violeta Parra, que dedicó al machi (autoridad espiritual del pueblo mapuche) Celestino Córdova, un preso que lleva 97 días en huelga de hambre porque no le permiten ir a su rehue (altar sagrado mapuche) a renovar su energía espiritual.

Tijoux tampoco olvidó su pasado. Nos relató que cuando era pequeña su padre le hizo un regalo precioso, el “antimonopoly”, un juego donde los participantes compiten para derrocar a los monopolistas y devolver la ciudad a un sistema de mercado libre. A raíz de este presente, la cantante escribió la mítica 1977, año de la serpiente en el que nació Anita. Nos volvió a decir que sacáramos la voz (Sacar la voz) y, finalmente, dedicó su temazo Shock al rapero mallorquín Valtònyc al son de No callarem.

Público eufórico, Roja y Negro no nos dejaron con las ganas y nos obsequiaron con tres bises, aunque casi nos quedamos sin oír el primero, Misterio, porque la cantante no encontraba los papeles con la letra. En el segundo, Calaveritas, nos habló de los muertos que nos acompañan, y ya al final llegó la ansiada Antipatriarca. Toda la sala se puso en pie cantando al unísono: “A liberar”.

Anita quería demostrarnos que sabía cantar y lo consiguió. Aunque este sea el año del perro, la serpiente siempre nos deslumbra.

Ana Tijoux, BARTS
Ana Tijoux
Ana Tijoux, BARTS
Ana Tijoux
Ana Tijoux, BARTS
Ana Tijoux
Ana Tijoux, BARTS
Ana Tijoux
Ana Tijoux, BARTS
Ana Tijoux
Ana Tijoux

Autores de este artículo

Aitor Rodero

Aitor Rodero

Antes era actor, me subía a un escenario, actuaba y, de vez en cuando, me hacían fotos. Un día decidí bajarme, coger una cámara, girar 180º y convertirme en la persona que fotografiaba a los que estaban encima del escenario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Primavera Sound, sábado: La traca final​

A estas alturas del festival ya poco importaba que grupos habíamos visto o cuales nos habíamos quedado sin ver. Seguramente lo importante era que aún nos quedaban un montón de conciertos por delante.

Primavera Sound © Víctor Parreño

Primavera Sound, viernes: Del chill

Todavía con el empacho del jueves, afrontábamos el viernes ‘amb il·lusió’. Para empezar a pillar el ritmo, una buena ración de indie, pop y rock nacionales (Último Vecino, La Bien Querida, Marion Harper y Doblecapa) y, una vez a tono de nuevo, otro tanto de garage, rock alternativo y r&b americano (Waxahatchee, The Breeders y Ryhe).

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.