The Fleshtones

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

PUBLICIDAD

The Fleshtones: Un ciclón sin fecha de caducidad

Texto: Barracuda
Foto: Oliver Adell

Siempre recuerdo el corpachón de Francisco Casavella cimbreándose al compás de American Beat 84’. Aquel himno generacional que aparecía en la banda sonora de Bachelor party (Neal Israel, 1984), aquí llamada Despedida de soltero, la típica comedia desmadrada de los 80 que no pasaría a la historia si en ella no sonara esta morrocotuda canción de The Fleshtones, que acababa homenajeando, de forma emocionada, a James Brown, Elvis Presley, Buddy Holly, The Modern Lovers o Chuck Berry, entre otras deidades. Keith Streng y Peter Zaremba, son los únicos supervivientes originales (el baterista Bill Millhizer se unió en 1980 y Ken Fox contribuyó con el bajo en 1990) de una formación decidida a seguir en la brecha, por más que pasen los años, manifestando día a día su categoría y enseñando a las nuevas generaciones el sentido real del genuino rock n’ roll. Budget buster (Yep Roc Records, 2017) es su nueva apuesta, un conglomerado de rarezas y versiones de clásicos. Con ella están de gira, repartiendo mamporros de rock acelerado, moderno y vigente, como los primeros soplos exhalados en 1976, año de creación de la banda.

Hard lovin’ man, fue el potente arranque de un show arrasador, práctico, sin trampas, un uppercut directo al mentón, que hizo tambalear las molestas columnas del club de la calle Escudellers. Zaremba apareció agresivo, despeinado y ataviado con una capa mefistofélica, fiel demostración de que su pacto con Belcebú, con tal de conservar su jovial espíritu, sigue en vigor. También es posible que se la robara a Rick Wakeman para inspirarse en la creación de Rick Wakeman’s cape, pero nos decantamos por la primera opción. El cantante de pelo plateado se dejó la piel en el escenario, cantó, bailó, tocó la harmónica, insufló vida al órgano y lo más importante: conectó con el público de forma directa, espontánea, como solo es posible en un recinto reducido donde el contacto se hace imprescindible, en él reside la autenticidad de la música garage. Keith Streng, líder musical de la banda, tampoco se quedó atrás. Lució una preciosa guitarra plateada blandiéndola como un guitar heroe, danzó por encima de los bafles y vocalizó a lo Bon Scott las notas más hard rock del concierto. Una actuación poco dada a la nostalgia, basada prácticamente en Budget buster (I surrender, Alright), y en The band drinks for free (Yep Roc Records, 2016), disco creado para celebrar su 40 aniversario. De este último salieron algunos de los mejores destellos, como Suburban roulette, Love my lover o el cover de The gasser (The Hondells, 1965). A pesar de ello, la excitada concurrencia, no se fue sin escuchar el Gotta get away de los Stones, I was a teenage zombie, Remember The Ramones y American beat, pieza que cerró el festejo. En ella, Peter Zaremba volvió a enfundarse la capa y se lanzó a la pista junto a sus compañeros, formando una conga delirante.

Un fiel amigo, gran experto en garajes y música ruidosa con sentido, afirma que The Fleshtones son la mejor banda de rock n’ roll del mundo. Una sentencia algo atrevida pero muy cercana a la realidad. Ya no existen grupos capaces de montar bacanales musicales de esta dimensión. En definitiva: ya no hay bandas como ellos.

Los norteamericanos tuvieron la inmensa suerte de apoyarse en unos teloneros de excepción: The Outside Hours, trío barcelonés que después de despuntar con Gone (2014), retornan con la producción de Swamp Thing Records, Red runs river (2017), un disco deudor del sonido de los primeros Stones, The Stooges o de bandas que sólo tenían en la mente una opción: atornillar al personal a base de ritmos endiablados, sonidos feroces y nada adulterados. Su directo no tiene desperdicio. Si tienen ocasión no se los pierdan.

 

Never lose that, lose that beat
From Boston to Miami or way out in Malibu Bay
Can you hear the American sound

American beat, The Fleshtones

The Outside Hours, Marula Café

The Outside Hours

The Outside Hours, Marula Café

The Outside Hours

The Outside Hours, Marula Café

The Outside Hours

The Fleshtones, Marula Café

The Fleshtones

The Fleshtones, Marula Café

The Fleshtones

The Fleshtones, Marula Café

The Fleshtones

The Fleshtones, Marula Café

The Fleshtones

 

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Pau Riba

Pau Riba: 50 dioptries

Pau Riba celebra entre amics el cinquantè aniversari d’un dels discos més influents de la història de la música catalana moderna.

Ayo, BARTS

AYO: Good vibes

Atravesando las callejuelas de Barcelona, una voz de mujer la atrajo hacia las entrañas de un mercado sin nombre. No encontraba el lugar exacto del que provenía hasta que, de repente, sintió cómo una fuerza la guiaba hacia ese sonido celestial.

Concierto Burning + Desvariados Barcelona

Burning: puro rock&roll

Burning llevaron su puro rock&roll a la Sala Apolo de Barcelona durante su gira Corre conmigo. Les acompañó el grupo madrileño Desvariados.

Destroyer, Bikini

Destroyer: Días de vino y rosas

Los canadienses Destroyer, proyecto personal de Dan Bejar, presentaron en la sala Bikini de Barcelona su último trabajo ‘Ken’ (Merge Records / Dead Oceans, 2017). Por Óscar García.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.