Ciutat Flamenco: Llantos, esencias, voces angelicales y un viaje a Marte

Un cansado pero brillante Rycardo Moreno, culminó, en el Auditori Sant Martí, el 25 aniversario del festival barcelonés Ciutat Flamenco.

Un cansado pero brillante Rycardo Moreno, culminó, en el Auditori Sant Martí, el 25 aniversario del festival barcelonés Ciutat Flamenco. Moreno ha sido uno de los participantes más asiduos de este certamen, colaboró con Jorge Pardo y Arcángel y le encomendaron la hermosa tarea de clausurarlo con un homenaje a Eduardo Galeano y su obra literaria El libro de los abrazos. Merecido reconocimiento.

Días antes del inicio, me llegaron voces críticas sobre el cartel presentado. Por desgracia, ni Bernarda de Utrera ni Enrique Morente volverán, ya no están entre nosotros y son figuras irrepetibles. Es aconsejable, pues, centrarse en el presente para observar como innovan las nuevas generaciones con la vista puesta hacia un pasado al que es imposible renunciar. En este sentido la propuesta de este año ha sido modélica. Qualsevol Nit, presenció en primera línea sus momentos más destacados, dispongámonos a desgranarlos.

A las verjas de la cárcel no me vengas a llorar, ya que no me quitas las penas. No me las vengas a dar.

Aurora, son hijos directos del Taller de Músics. De sus enseñanzas han heredado el amor por el jazz, aunque en su interior reside un profundo espíritu flamenco (genuinamente representado por el bailaor José Manuel Álvarez). Prescinden de la guitarra apostando por el protagonismo de su base rítmica y el buen hacer del teclista Max Villavecchia. La amalgama está servida, los versos de Dante, Lorca o populares acabarán definiendo el estilo. En ese apartado la voz de Pere Martínez, resulta determinante. Martínez no tiene un gran poderío vocal (a menudo oscurecido por excesos del baterista), su gran mérito es suplirlo con elegancia y profundidad. Estuvo fantástico entonando versos de Dante en latín o cantando a Lorca con estremecimiento. Quizá abusaron del amor profesado al dios Morente, un pecado inevitable. La presentación de Aurora (Taller de Músics, 2017), encandiló a todos sus seguidores, siendo buen presagio de lo acontecido un día después en la misma Sala Apolo.

Ciutat Flamenco. Aurora, Ciutat del flamenco, Sala Apolo Barcelona, 17/5,/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Aurora

Huelva no era una plaza muy reconocida en el mundo flamenco, pero en los últimos años un hombre venido del cielo y un portento femenino la han situado en este planeta. Lo acontecido durante la actuación de Argentina, resulta muy difícil de explicar con palabras, posiblemente lo podríamos hacer con sollozos de emoción o trozos de corazón esparcidos en la platea, por escrito es imposible. Acabado el concierto pude conocer a un señor que había dejado el hospital por una noche para no perderse a la prodigiosa cantaora de Huelva. Su cara de felicidad, y aquellas lágrimas brotando de sus ojos eran tales que sobra cualquier inútil comentario. Vivir una pasión.

La vida del artista (Sony Music, 2017), es su última e indispensable grabación y en ella basó buena parte del recital a pesar de titularlo Los vientos que aquí me traen, un repaso de los cinco discos editados. A mi lado está sentado Pedro Barragán (presidente de El Dorado Sociedad Flamenca Barcelonesa). Retando al silencio, me susurra al oído: “Quizá utiliza demasiados palos, pero se mueve tan bien en cada uno de ellos…”. Se arranca por serranas y uno no puede aguantar el llanto, es sobrenatural, un impacto emocional que te sobrepasa. Borda unos tarantos con guitarra sola y provoca el frenesí con unas alegrías de Cádiz. Los Mellis la jalean; José Quevedo ‘Bolita’ y Jesús Guerrero la arropan con sus guitarras y ella, abanico en mano, destroza cualquier susceptibilidad. En las propinas se disfraza de Amalia Rodrigues para entonar primorosamente el fado Estranha forma de vida. El remate de María la portuguesa fue el arrebato final. Nadie la iba a superar posteriormente, a pesar de que una sevillana, el hombre venido del cielo y una milagrosa cordobesa anduvieron cerca. Noche de gloria.

Ciutat Flamenco. Argentina al Apolo. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 18/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Argentina
Ciutat Flamenco. Argentina al Apolo. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 18/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Argentina

Silencio sepulcral en El Born CCM, hasta las moscas enmudecen. Aparece La Tana, seria, estoica, como si fuera a iniciar una celebración, entonando un martinete. Es el inicio de una liturgia que durará toda la sesión, un concierto no apto para los adeptos a las florituras y las coplillas baratas. El cante de la sevillana (ahora afincada en Barcelona), es duro, va pa’ dentro, no admite concesiones, corta las venas. La expresión mínima del flamenco, el menos es más; la raíz más profunda y antigua retorna sin perder el color. Únicamente sus tres acompañantes en las palmas y cajones, darán ligera tregua al espectáculo. En la conclusión lucirán sus habilidades para el baile, concesión de fin de fiesta ineludible. La Tana no bajará la inflexión de su fuerza vocal en ningún momento, sabe que es su fuerte, y tampoco va a influir en el protagonismo de Juan Gómez ‘Chicuelo’. El de Cornellá es uno de los mejores guitarristas de la actualidad, tal es su pericia que se atreve con cualquier tipo de experimentación. Con sus proyectos en solitario, desafiando reglas con Marco Mezquida o de acompañante, nunca falla. Limpieza de sonido, gusto, técnica, un prodigio. Se conjugó perfectamente con la cantaora consiguiendo un triunfo inapelable, por otra parte previsible. Gigantes.

El cante de la sevillana (ahora afincada en Barcelona), es duro, va pa' dentro, no admite concesiones, corta las venas. La expresión mínima del flamenco, el menos es más; la raíz más profunda y antigua retorna sin perder el color

Ciutat Flamenco. LA TANA & CHICUELO al Born CCM de Barcelona, 20/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
La Tana y Chicuelo
Ciutat Flamenco. LA TANA & CHICUELO al Born CCM de Barcelona, 20/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
La Tana y Chicuelo
Ciutat Flamenco. LA TANA & CHICUELO al Born CCM de Barcelona, 20/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
La Tana y Chicuelo

Djinn (Manantial de Músicas- Karonte, 2016), es la última vuelta de tuerca del saxofonista y flautista madrileño Jorge Pardo. Con esa dosis de metaflamenco se presentó en la Sala Apolo en medio de una gran expectación. Sus seguidores son incondicionales, la fama la tiene bien ganada. Pocos pueden presumir de, además de poseer una interesante discografía propia, haber colaborado con Tete Montoliu, Chick Corea, Camarón, Pat Metheny o Paco de Lucía, por citar sólo a cinco. Dudar de su categoría sería de memos. Sin embargo, nos atrevemos a opinar sobre cosas más coyunturales. A pesar de intentar modernizar con computadoras y efectos algo especiales, el discurso musical no parece haber envejecido bien. Los tics de aquel flamenco – jazz – progresivo siguen intactos, las nuevas técnicas no lo han revitalizado. El sonido no le acompañó, ni el fuelle soplador parece el de antaño. Carles Benavent apareció en el cierre para dar aire funk al espectáculo, no fue suficiente. El teclista Tony Romero fue el único superviviente de una velada discreta.

Ciutat Flamenco. Jorge Pardo al Apolo. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 22/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Jorge Pardo
Ciutat Flamenco. Jorge Pardo al Apolo. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 22/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Jorge Pardo

Enrique Morente no tiene ni tendrá sucesor, su genio será siempre irrepetible

Enrique Morente no tiene ni tendrá sucesor, su genio será siempre irrepetible. Con todo, las nuevas generaciones intentan tomar el relevo. Si tuviera que apostar por alguien, lo haría por Arcángel: le gusta el riesgo y apuesta claramente por la herencia musical del granadino. El onubense se ha rodeado de Las Nuevas Voces Búlgaras (dirigidas por Georgi Petkov), para continuar aquella nueva concepción flamenca inventada por el maestro hace unos dieciocho años. Grabó Al este del cante (Universal, 2018), y sobre él ha montado una ceremonia de aspecto casi religioso. Ciutat Flamenco tuvo la suerte de presentarlo por vez primera. La puesta en escena supera de largo al disco, pero en su estreno en Catalunya notó los inevitables desequilibrios. Francisco José Arcángel es un cantaor de raza, de voz aguda, algo irritante para algunos, aunque definitivamente poderosa y penetrante. Ideal para recrear monumentos como La aurora de Nueva York o La leyenda del tiempo. Las ocho voces búlgaras le escoltaron de manera ejemplar erigiéndose en lo mejor de la noche. Al este del cante debe dar la vuelta al mundo, con más rodaje acabará convirtiéndose en referencia. Rebosa belleza por todos los costados.

El Dorado SFB está desarrollando un ciclo titulado De lo popular a lo flamenco que pretende indagar en la época gloriosa de la música española durante la segunda mitad del siglo XIX. El Taller de Músics colaboró con la sociedad, sita en la Sala Sandaru, para ofrecer A modo de presentación, singular viaje al pasado protagonizado por el guitarrista José María Gallardo y la bailaora Ana Morales. Juntos brindaron una gala sobrecogedora donde se unió el preflamenco y la modernidad en inusual armonía. Gallardo es un fino estilista de gusto exquisito, Morales una bailaora para marcar época. Moviéndose como una serpiente sibilina escondida tras su precioso manto, dibujó estampas hermosísimas y hasta utilizó el abanico como elemento de percusión. Una pareja para volar muy alto.

Ciutat Flamenco. Arcángel y Las Nuevas Voces Búlgaras, Sala Barts. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 17/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Arcángel y Las Nuevas Voces Búlgaras
Ciutat Flamenco. Arcángel y Las Nuevas Voces Búlgaras, Sala Barts. Festival Ciutat Flamenco. Barcelona, 17/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Arcángel y Las Nuevas Voces Búlgaras
Ciutat Flamenco. Jose Maria Gallardo ; Ana Morales, Ciutat del flamenco, El Dorado, Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Ana Morales y José Maria Gallardo
Ciutat Flamenco. Jose Maria Gallardo ; Ana Morales, Ciutat del flamenco, El Dorado, Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Ana Morales y José Maria Gallardo
Ciutat Flamenco. Jose Maria Gallardo & Ana Morales, Ciutat del flamenco, El Dorado, Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Ana Morales y José Maria Gallardo

La colaboración entre Mariola Membrives y Piccola Orchestra Gagarin merecería un artículo entero, el espacio lo imposibilita, una lástima porque no acostumbramos a presenciar este tipo de impactos. La cantaora cordobesa ha creado Sed libera nos a malo. La inspiración le vino, entre otros, de Santa Teresa de Ávila: voces en el aire que deberían ser escuchadas, un sentimiento muy profundo. ‘Esta cárcel, estos barrotes donde el alma está metida…’. Nunca había escuchado a Membrives cantar con tanto sentimiento. Inmensa en la medieval Romance de la monja contra su voluntad o Los tangos de la aniquilación de Morente. Inspiradísima, doliente, abrumadora. Buena parte de culpa la tuvieron tres caballeros vestidos de astronautas que la custodiaron (no me he vuelto loco). Sahsa Agranov al violoncelo y efectos, Paolo Angeli en la guitarra sarda y las percusiones nada ortodoxas de Oriol Roca. Una orquesta de músicos descomunales e inclasificables, destrozadores de cánones, locos visionarios. Odisea espacial trasladada en imágenes donde vemos a la cantante distorsionada dando vueltas a un árbol o Donald Trump invitándonos a visitar el planeta rojo: ‘We’re going to Mars’. La sala-teatro Hiroshima del Poble Sec vivió unas horas arrebatadoras, iluminadas con versos de Lorca, Piedad Bonett, Chantal Maillard o voces como la de Robert Mitchum cantando Leaning en La noche del cazador (Charles Laughton, 1955). Una locura muy cuerda. Queremos más.

Ciutat Flamenco. Mariola Membrives & Piccola Orchestra a la Sala Hiroshima de Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Mariola Membrives y Piccola Orchestra Gagarin
Ciutat Flamenco. Mariola Membrives & Piccola Orchestra a la Sala Hiroshima de Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Mariola Membrives y Piccola Orchestra Gagarin
Ciutat Flamenco. Mariola Membrives & Piccola Orchestra a la Sala Hiroshima de Barcelona, 25/5/2018. FOTO: MARINA TOMAS ROCH.
Mariola Membrives y Piccola Orchestra Gagarin

En el tintero reposan Flamenkat, Tablao de Músics y Euskal Barrokensemble; les pedimos disculpas, prometemos visitarlos en próximos acontecimientos.

Mis sinceros agradecimientos a Pedro Barragán por sus clases maestras, al Taller de Músics y especialmente a Clara Cardona, sin su ayuda esta experiencia hubiera sido imposible.

Dedicado a: Marina Tomàs, maravillosa compañera de fatigas en todas estas inolvidables noches de alegrías.

Autores de este artículo

Marina Tomàs

Marina Tomàs

Tiene mucho de aventura la fotografía. Supongo que por eso me gusta. Y, aunque parezca un poco contradictorio, me proporciona un lugar en el mundo, un techo, un refugio. Y eso, para alguien de naturaleza más bien soñadora como yo, no está nada mal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Toots & The Maytals: Inmortal

Toots Hibbert y su séquito no decepcionaron en la reciente visita a Barcelona alargando así, más si cabe, la leyenda de los Toots & The Maytals.

Soledad Vélez a la sala Sidecar | Qualsevol Nit

Soledad Vélez al natural

Soledad Vélez ha presentado su último disco, ‘Nuevas épocas’, en la sala Sidecar de Barcelona con Eduardo Fernández como artista invitado.

Concierto de Amen Dunes en La [2] de Apolo. Foto © Víctor Parreño.

Amen Dunes: De espaldas al público

Amen Dunes no conectó demasiado con el público de Barcelona (estuvo hace un par de noches en La [2] de Apolo). Tampoco lo hizo su telonero, Lauren Auder.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.