Salgamos del armario del reguetón

Rockdelux le ha dado su última portada a J Balvin, un cantante de reguetón. ¡Ya era hora! Rompamos prejuicios y salgamos del armario de la música latina.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

PUBLICIDAD

A Bohemian rhapsody (Bryan Singer, 2018) le han caído hostias como panes. Que si la película está mal hecha, que si Queen es un bluff… Pero también ha molestado que la gente joven opine sobre Freddie Mercury sin haber vivido esa época. Si es para bien: mal, porque al haberle conocido solo mediante el film les falta información y además no son verdaderos fans. Y si es para mal: el doble de mal, porque sus prejuicios les impiden conocer a esta figura tan importante para la música. En ambos casos su opinión no cuenta. Y es curioso porque esta brecha generacional se da en ambas direcciones.

Alegrémonos porque esta película será todo lo que quieras, pero ha contribuido a que muchas personas que por edad no conocían la historia de Queen se acerquen a las canciones de esta mítica banda. Y, aunque de nuevo por brecha generacional su música no nos llegue, si un día descubrimos que hay artistas reescribiendo las reglas del reguetón… ¡alegrémonos! Y sí, hay reguetón muy malo e incluso repugnante, pero ese argumento no nos puede servir para desprestigiar a todo un género.

Por ejemplo: el nuevo álbum de J Balvin es mucho mejor que muchos discos de rock de este año. Vibras (Capitol Latin, 2018) es el primer disco del género que se puede considerar disco con todas las de la ley y no solo un conjunto de singles unidos. Tiene secuencia, se aleja – gracias a Dios – de la misoginia y cuenta con colaboraciones de lujo como Carla Morrison o Rosalía.

¿Por qué Rockdelux no puede darle una merecida portada? ¿Acaso no es esa la función de una revista musical? Explicar escenas, movimientos, géneros; descubrir nueva música; diferenciar entre lo que vale la pena y lo que no, etc. En este caso tienen un reto añadido: lograr romper con los prejuicios para que quienes no le conozcan le escuchen y al fin puedan tener otra perspectiva. Decía el autor de la entrevista y del informe, Víctor Trapero, en su Facebook: “no tengo ni idea de qué será la ‘buena música’ esa de la que hablan, pero sí sospecho cómo debe ser un buen medio musical en 2018.

Pero no todos piensan igual: “Habéis perdido a un lector de hace más de diez años”, o “vaya puta mierda de portada, os sigo desde hace veinte años y no pensaba nunca que ibais a caer tan tan bajo”. Los comentarios en redes no tardaron en aparecer. A ver señores, que en la misma portada se siguen venerando a Pink Floyd, Christina Rosenvinge o Kurt Vile. ¡Nadie ha suprimido nada!

Abramos la mente a otras corrientes musicales. Salgamos del armario para eliminar nuestros prejuicios. Escuchemos reguetón. Y si después de escuchar Vibras o la playlist de la misma Rockdelux titulada ‘make latino great again’ con “una quincena de temas de los que tiran abajo fronteras, prejuicios y lo que haga falta” seguimos pensando que es una mierda, ¡pues será una mierda! Pero al menos podremos decir por qué. Lo que debería ser evidente es que ni el folk, ni el rock, ni el country, ni el reggae, ni el pop, ni la electrónica, ni – mal que pese – el reguetón son una mierda. Porque dentro de cada estilo hay música buena y música mala. Y te gustará más uno que otro, pero rechazar un género por completo, sin haberle dado la mínima oportunidad, es de necios.

¿Veremos a J Balvin en el Primavera Sound? Hagan sus apuestas.

J Balvin | Fuente de la imágen: Facebook del artista

Este artículo de opinión se enmarca dentro de la sección ‘Trending topic’. Qualsevol Nit no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores dentro de esta sección ya que dichas opiniones no representan necesariamente la postura de la revista.

Autora de este artículo

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Discos de 1969, The Beatles – Abbey Road

30 discos de 1969 per a entendre el present (II)

Els discos són un mitjà de comunicació. El 1969 va deixar en herència un manat de documents sonors, un equipatge de qualitat que ignora la nostàlgia. No tothom va morir en l’intent. Molts d’aquells creadors continuen en actiu.

Discos de 1969, JONI MITCHELL – Clouds

30 discos de 1969 per a entendre el present (I)

Els discos són un mitjà de comunicació. El 1969 va deixar en herència un manat de documents sonors, un equipatge de qualitat que ignora la nostàlgia. No tothom va morir en l’intent. Molts d’aquells creadors continuen en actiu.

Yo soy Brian Wilson... y tú no

Yo soy Brian Wilson… y tú no: Sólo Dios lo sabe

Brian Wilson, con la ayuda del periodista y novelista Ben Greenman, se confiesa en su biografía recientemente publicada por Malpaso, con afirmaciones tales como: «Mi historia es una historia musical y una historia familiar y una historia amorosa, pero es también una historia de enfermedad mental»

SCARS

SCARS: Una lluita per la visibilitat lèsbica i LGTBI+

SCARS és un projecte musical i audiovisual iniciat per tres joves, l’Alex Barat, la Carla Molina i l’Anabel Romero, graduats en Comunicació Audiovisual a la UAB, que lluita per la visibilitat lèsbica i del col·lectiu LGBTI+.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.