Yo La Tengo: entre la fragilidad y el estruendo… equilibrio

Yo La Tengo supieron encontrar la armonía en su concierto de Barcelona, moviéndose entre la fragilidad y el estruendo. Apolo al completo se lo agradeció.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

“En Londres se lleva el concepto music hall, recintos más grandes que se llenan de vida al anochecer; pero en ciudades como París, Madrid o Barcelona es más bien late night y en teatros antiguos desprovistos de butacas”, me explica un agradable señor que había venido a Barcelona desde Reino Unido específicamente para ver a Yo La Tengo esta noche en Apolo.

Silencio sepulcral -incluso el casi imperceptible tecleado en mi portátil me parecía un barullo-, algo raro para una sala como esta y más aún estando completamente llena. Rompiendo el silencio, Ira Kaplan (voz), James McNew (bajo) y Georgia Hubley (todo lo demás). Un matiz: romper el silencio no es en ningún mundo paralelo una expresión adecuada para este trío de Nueva York. Más bien se deslizan entre el silencio para fusionarse con el aire. Si los humanos pudiéramos ver en nueve dimensiones seguramente veríamos las notas de YLT ondulándose encima de nuestras cabezas, estables y constantes pero a la vez efímeras y frágiles, fundiéndose con el ambiente como la niebla cuando muere.

Así fue la primera parte del concierto. Canciones como The summer, Ashes, You are here o la desmesuradamente aplaudida Black flowers marcaron esta primera ración acústica de Yo La Tengo. Después de esta última Kaplan diría que Barcelona sin duda era una de sus ciudades favoritas. En el interludio, un pseudointelectual debatía con sus amigues sobre por qué consideraba que YLT era una banda de culto. Sea o no, la cuestión es que llevan 30 años siendo referentes en su ámbito junto con otros grupos imprescindibles (para la definición del género shoegazing, para autorrealizarse como persona y para la vida en la Tierra así en general) como Low o Mogwai.

Casi tres horas de espectáculo de este matrimonio de tres. Las luces rojas vaticinaban la catarsis que estaba al caer con el segundo round, donde abandonarían lo acústico para pasarse a lo eléctrico, siguiendo el esquema que han explorado en otros conciertos (los más recientes: Santiago de Compostela, San Sebastián, Madrid y Zaragoza). “Sou collonuts!”, gritó un pavo. Dos segundos después, el estruendo. Heavy metal. Guitarrazos y mucho bullicio. El peregrino musical británico me sonreía como quien sonríe al ver que un niño se cae al suelo y se levanta sin un rasguño.

Little eyes, Autumn sweater, Double dare… En el segundo tiempo no se andaban con chiquilladas. Combinaban en perfecta armonía la tranquilidad con el desasosiego, la placidez con el ansia. Ahí sí que rompían: al cambiar de un registro a otro sin previo aviso, quebraban esquemas mentales. Y en esa readaptación estaba la magia. La necesidad de volver a engancharte hacía que, contra todo pronóstico, no perdieras el hilo. Aunque, a decir verdad, la música de Yo La Tengo es tan embaucadora que es difícil desprenderse de ella.

Ira Kaplan, Yo La Tengo | © Víctor Parreño
Yo La Tengo | © Víctor Parreño
Georgia Hubley, Yo La Tengo | © Víctor Parreño
Yo La Tengo | © Víctor Parreño
James McNew, Yo La Tengo | © Víctor Parreño
Ira Kaplan, Yo La Tengo | © Víctor Parreño
Yo La Tengo | © Víctor Parreño
James McNew, Yo La Tengo | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Eliane Elias: 100 años de samba

Eliane Elias rinde homenaje a la samba en su último trabajo ‘Dance of Time’ conjugando con maestía jazz, clásica y esencias de Brasil.

Lorde

Lorde, ¿tienes calorde?

“¿Tienes calorde?”, se escuchaba en la pista del Sant Jordi Club de Barcelona mientras esperábamos a Lorde, la neozelandesa que acumula hit tras hit.

Aspencat: la història és nostra

Aspencat s’acomiada dels escenaris amb un concert a la Sala Razzmatazz de Barcelona acompanyats de Smoking Souls i convidats de luxe com Feliu Ventura.

Fantastic Negrito, La [2]

Fantastic Negrito: ¿Quién era Robert Johnson?

La figura de Robert Leroy Johnson, uno de los mejores guitarristas de la historia del blues, es un auténtico referente para Xavier Dphrepaulezz, alias Fantastic Negrito, hasta el punto de estar convencido de que todo el mundo debería conocerle.

Concierto de Hindi Zahra en BARTS

Hindi Zahra: La intérprete

La cantante marroquí Hindi Zahra llega a Barcelona para presentar su tercer disco Homeland en la sala BARTS para el Guitar Bcn.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.