Tank and The Bangas: It’s New Orleans but it’s now

Los Tank and The Bangas de New Orleans, con Tarriona ‘Tank’ Ball a la cabeza, aterrizaron en La 2 de Apolo arrasando con todo gracias a su flow y a su potente directo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

PUBLICIDAD

Cuando la canción más jaleada de un grupo de New Orleans es el cover de Nirvana Smells like teen spirit, algo no funciona. Aunque ciertamente tampoco deberíamos situarnos en el inmovilismo. Estancarse en el recuerdo de Buddy Bolden, Professor Longhair, Fats Domino, Dr. John y otras leyendas de la ciudad maltratada por el huracán Katrina y símbolo multicultural, es ponernos vendas en los ojos obviando la actualidad. Sin embargo, no mirar por el retrovisor también impide observar la coyuntura con claridad, los referentes son imprescindibles. A simple vista no parece que éstos estén presentes en el discurso musical de Tank and the Bangas, un compendio de soul, funk, hip hop, spoken word y toneladas de heavy (al menos en directo), pero si escuchamos a la portentosa Tarriona “Tank” Ball, los ecos de la urbe más poblada del estado de Luisiana envuelven nuestros oídos trasladándonos a sus maravillosos orígenes.

Ella es el eje sobre el que gira todo el espíritu de la banda, una furia escénica dotada de una voz descomunal. Tarriona ha decidido hacer más hincapié en el recitado dejando la melodía cantada en segundo plano, defendiéndose con un flow que más de un estrellón del hip hop actual querría, pero su calidad vocal da para bastante más. Tenemos ante nosotros una Chaka Khan en potencia, cómo demuestra entonando la delicada Rollercoasters. Acompañada por su corista, nos hace recordar a The Floaters en versión femenina, intensa sensualidad. Su morrocotuda rapidez de dicción le haría capaz de representar un musical de Sondheim y, con su espiritualidad a flor de piel, ser la estrella de un importante coro góspel. Una capacidad ilimitada deudora de Rosetta Tharpe o Mahalia Jackson y Stevie Wonder o Al Jarreau, maestros influyentes en el campo masculino. El camino escogido es otro, menguándole posibilidades interpretativas. Ese inmenso protagonismo (el estrafalario look es determinante) se convierte a menudo en rémora por el histrionismo que ello comporta.

Esa personalidad arrolladora esconde alguna de las virtudes de unos músicos muy competentes, como Albert Allenback, responsable del saxo y la flauta, arrebatándoles cualquier tipo de destello. A pesar de todo hacía mucho tiempo que no veíamos un talento tan fuerte y natural, el gracejo desplegado en la jocosa Spaceships fue de sombrerazo. Ser negra y de New Orleans, conlleva ventajas. La grumosa sonorización no ayudó en exceso, convirtiendo las resonancias a Funkadelic en algo demasiado cercano al hard rock, atisbo cercano a RUN-DMC, más desorbitados si cabe.

Tank and the Bangas (en el único concierto por tierras hispanas) justificaron en La [2] de la Sala Apolo el motivo del triunfo en el NPR’s Tiny Desk Contest con el hit Quick. Poseen buenos fundamentos, gran profesionalidad y han conseguido elaborar un show muy visual y contundente. Con todo, se perciben carencias. Tienen excelentes canciones, Boxes and Squares o la reciente Ants son dos buenos ejemplos, pero percibimos monotonía de estilo, tara enmendable con el tiempo, pues su carrera sólo ha cumplido ocho años. También sería interesante acercarse más al estudio de grabación, únicamente lo han hecho con Thinktank (Feedbands, 2013) junto algunos singles dispersos, y bajar los decibelios de sus guitarrazos en directo, el terreno donde mejor se expresan. Atenuando esos síntomas, el futuro podría ser espléndido. Los presentes, dicho sea de paso, disfrutaron de lo lindo. Esperaremos a la consagración con un “capricho” menos ruidoso.

Tank & The Bangas
Tarriona 'Tank' Ball, Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
Tarriona, Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
La [2] de Apolo, Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
Tank & The Bangas | © Víctor Parreño
Tank & The Bangas
La [2] de Apolo, Tank & The Bangas | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

 

 

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Elliott Murphy, Bikini Barcelona

Elliott Murphy: Lágrimas de rock

Elliott Murphy, una de las figuras clave del country rock, pasó de nuevo por Barcelona presentando su último trabajo ‘Prodigal son’ junto a Olivier Durand.

India Martínez en el Palau de la Música de Barcelona

India Martínez: 90 intensos minutos

India Martínez estuvo en el Palau de la Música de Barcelona en un concierto donde interpretó temas de su último disco, Te cuento un secreto, entre otros.

Concierto de Rubén Blades en el Poble Espanyol

Todos los Blades el ‘Bleids’

El panameño Rubén Blades se despide de sus conciertos de salsa en el Poble Espanyol con su gira Caminando, adiós y gracias. Texto de Carlos Robles.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.