Enric Montefusco: “Necesitamos desaprender lo que hemos aprendido”

Despúes del debut en solitario con ‘Meridiana’ y del EP colaborativo ‘Coros de medianoche’, Enric Montefusco ha publicado su segundo disco ‘Diagonal’, que estará presentando en Barcelona el próximo jueves 16 de mayo en la Sala Apolo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

PUBLICIDAD

Olviden las casitas de colores de la Meridiana. Enric Montefusco nos da ahora la bienvenida a la Diagonal. Barcelona vuelve a ser para el ex líder de Standstill la base, el origen, el conducto. Charlamos en la cafetería del hotel The Corner, a cinco calles de la avenida que le da nombre a su segundo disco en solitario, sobre temas como los valores sociales o la espiritualidad. No se lo pierdan.

Diagonal llega en un momento clave para la situación política y social del país. Y además tus letras están impregnadas de pensamiento crítico. ¿Querrías hacer un pequeño análisis del resultado de las elecciones del 28 de abril?

Mi papel no es ni debería ser este. Hay analistas que seguramente saben mucho más que yo y que pueden hacer lecturas más acertadas. Yo entiendo que mi papel es mucho más de fondo, de ir a buscar temáticas que muchas veces ni aparecen en las campañas, que no se cuestionan o que se dan por hechas. Los artistas que a mi me gustan son los que no se posicionan a favor de nadie y que tratan los temas de fondo. Creo que es lo difícil: No tanto si leyes o si partidos, sino más bien hablar de los valores e intentar llegar al núcleo de las cuestiones.

Pues dejemos de lado los partidos, centrémonos más en temas sociales: ¿Cómo ves las corrientes actuales? Por ejemplo, es curioso que en el momento donde están más en auge movimientos como el feminismo o el ecologismo, emerja la ultraderecha como una especie de resistencia.

No es casualidad. Las cosas tienden a compensarse. El feminismo tiende a compensar el agujero negro en el que ha vivido la mujer con el patriarcado. Y de la misma manera que está saliendo a la luz todo eso, hay resistencias y hay gente que no quiere perder sus privilegios, sea más o menos consciente de ellos.

Enric Montefusco. Foto © Victor Parreño
Enric Montefusco | © Víctor Parreño

“Están bailando y tú aquí fregando”, cantas en Hermosa España. ¿De dónde sacar la motivación para seguir adelante? ¿Cómo levantarse cada mañana cuando se es consciente de tanta desigualdad estructural? Y diré más: ¿Cómo lograr reprimirse si tienes esta conciencia? Por ejemplo, al lado de mi casa están abriendo una sucursal de una empresa que compra bloques de pisos para especular con el precio de los alquileres. Sabiendo todo esto, les echo huevos podridos todos los días o qué hago.

Las vías que he ido encontrando yo son varias. Creo que la principal es sentir que no participas de eso o que participas lo menos posible, aunque entiendo que estar al margen de todas estas dinámicas es muy difícil… De entrada uno tiene que encontrar la máxima independencia posible. Y sobre todo sentir que tu energía no les está haciendo ningún favor, sino que la poca fuerza que puedas tener la pones al servicio de cosas en las que crees. Eso ya es bastante.

Se nos ha educado a ser competitivos, a ser poco generosos, a ser individualistas, a valorar las cosas materiales… Hay que deshacer ese camino.

Interesante…

Probablemente no puedes cerrar la sucursal de abajo porque no está en tu mano. Pero a lo mejor puedes tomar decisiones que te hacen sentir mejor contigo misma y vivir sabiendo que no has sucumbido a estas leyes no escritas a las que nos empujan. Y luego, por otro lado, y está muy relacionado con lo anterior, es entender que hay muchas cosas de nuestra vida diaria que hacemos por inercia. Porque lo que nos han enseñado en la escuela, la televisión, blablabla, es a participar de ello, a ser una pieza más en esa maquinaria. Entonces, creo que es labor de cada uno detectar qué hacemos solo porque se nos ha empujado a hacerlo; y tener la voluntad y la fuerza y la valentía suficiente como para cambiar esas pequeñas cosas. Pequeñas cosas que al final son muchas y son las que conforman tu vida entera. Porque si no pones límites y te dejas hacer al final acabas como todos: en un trabajo que no te gusta y viendo series por la noche.

¿Pequeñas cosas como qué? ¿Puedes poner un ejemplo?

Ahora acabo de ser padre. Y me estoy dando cuenta de que tiendo a repetir exactamente todo de cómo me han educado, cosa por cosa. Creo que debemos reflexionar sobre estas inercias porque es la única solución que tenemos. Porque si no tomamos consciencia de estas semillas que han dejado en nosotros, seguirá todo igual. La buena noticia es que cada vez que nace una persona volvemos a tener todas las oportunidades del mundo. Un bebé está limpio, está por hacer. Y mi deber como padre es preservar eso y no perpetuar lo que han hecho sobre mi. Y quien dice con tu hijo dice con tu familia, con tus amigos, y en general con la gente que te rodea. Se nos ha educado a ser competitivos, a ser poco generosos, a ser individualistas, a valorar las cosas materiales… Hay que deshacer ese camino. Ya sé que es difícil pero tenemos una vida para hacerlo.

Es el concepto de la reeducación.

Tengo muchos libros en casa. Y me he dado cuenta de que la razón última por la que he necesitado leer tanto es porque necesitaba deshacer. Necesitaba detectar cosas en esos libros, ya fueran narrativa, ensayo, lo que fueran; necesitaba ponerle nombre a esas cosas que me han hecho daño o que quería ver con otros ojos. Necesitaba ser más libre. Y para ser más libres necesitamos desaprender lo que hemos aprendido. La razón última sería volver a estar como al principio, limpios de todo esto. La cultura para mi no es construir un castillo de citas y de pajas mentales, sino deshacer todo este lío que tenemos.

Enric Montefusco. Foto © Victor Parreño
Enric Montefusco | © Víctor Parreño

El amor y el miedo son los motores fundamentales. Se trata de aprender a que nuestro motor principal sea el dar y el amor y el comprender al otro porque es lo mismo que tú, en lugar de lo contrario.

Dices que vivimos en un mundo con riqueza material y pobreza espiritual. ¿A qué te refieres con espiritualidad: a practicar una religión o a defender ciertos valores sociales y medioambientales?

Creo que la espiritualidad forma parte del hombre. Por desgracia las religiones han querido capitalizar esa espiritualidad y sacarle un beneficio, desvirtuando así esta práctica y convirtiéndola en una herramienta de poder. Esa necesidad de trascender, de sentirse parte de algo, de deshacerse del ego, forma parte del camino espiritual. Seamos más o menos conscientes, todos estamos en ese camino. El teatro nació como algo espiritual, algo catártico, donde sacar demonios y sanar. Participamos de esa espiritualidad a diario, por ejemplo cuando estamos en un concierto o en la playa. Pero se trata de utilizarla en beneficio propio y no dejarse manipular, porque las religiones por defecto es lo que hacen: utilizan esa gran necesidad que tenemos de la espiritualidad para aprovecharse de ti.

¿Puede coexistir la materialidad y la espiritualidad?

La vida material, y más en el mundo en el que estamos, es inevitable. Se trata de que esté en la medida indispensable. Lo material es necesario. Pero, aunque nos han educado para creer que es lo más importante, no lo es.

Te lo pregunto de otra manera: ¿Cuerpo y alma son un todo o más bien todo lo contrario?

Ostia… Jeje. Yo creo que en la medida que uno avanza en ese camino espiritual y trabaja su ego y se va deshaciendo de esas máscaras y de esas trampas mentales que uno va construyendo para defenderse, va entendiendo que todos somos lo mismo. Que vamos tomando formas diferentes según lo que nos hemos ido encontrando y cómo hemos ido desarrollando defensas psicológicas. Y cuando intentas detectar de dónde han salido esas defensas, si desarmas eso, te das cuenta de que todos somos personas y de que todos necesitamos amor y de que todos sentimos miedo. El amor y el miedo son los motores fundamentales. Se trata de aprender a que nuestro motor principal sea el dar y el amor y el comprender al otro porque es lo mismo que tú, en lugar de lo contrario. Entonces, volviendo al principio de nuestra conversación, la extrema derecha está fundamentada en el miedo, en lo otro, en el desconocimiento… Es lo contrario al amor. Yo creo que cuando uno trabaja eso y se deshace de esas trampas psicológicas le queda todo por dar. Es una liberación.

Enric Montefusco. Foto © Victor Parreño
Enric Montefusco | © Víctor Parreño

Hablemos de cosas más terrenales, que estamos en un plano demasiado abstracto jaja. En tus trabajos mezclas la concienciación política y social con historias sobre tu propia vida. Imagino que te sale de forma natural porque no hay nada que conozcas mejor, ¿no?

Mi vida es la materia prima de mi obra precisamente porque tengo necesidad de sacarlo fuera. Las problemáticas personales, esas cosas que me duelen o que necesito aclarar, con el tiempo he ido entendiendo que tienen también una lectura social y política, o que como mínimo están condicionadas por ese contexto. Y creo que parte del trabajo del artista es poner en relación esas dos cosas.

Pues no se suele hacer mucho.

Es que no es fácil, claro. Pero ese es el trabajo: tratar temas muy personales de manera que los pueda entender todo el mundo. En mi caso llevo estos problemas al terreno social e incluso político porque intento entender de dónde vienen. Creo que la música popular, y el arte en general, tiene una función sanadora, o debería tenerla. Pero la música popular especialmente porque tiene el poder de llegar a los corazones de gente que no puede acceder de otra manera a esas reflexiones sobre las problemáticas internas.

Han pasado 20 años desde los inicios de Standstill y una década desde aquel Adelante Bonaparte que personalmente me marcó tanto. ¿Qué ves cuando miras al pasado?

Si de algo estoy contento es de que me he vaciado en cada proyecto y lo he llevado hasta las últimas consecuencias. Y me he sentido reflejado en cada proyecto. Más allá de eso, no puedo decir si está bien o si está mal. Solo puedo decir si está cerca o está lejos de lo que yo necesitaba sacar. Y me siento representado en cada época que he vivido.

¿Y cómo visualizas el futuro?

Yo creo que estamos todos en un camino. O deberíamos estarlo. O lo estamos pero no somos conscientes de formar parte. A veces uno no puede más y deja su trabajo. O no: a veces uno se deja enterrar por cosas en las que no cree. A veces es la familia y a veces es la ciudad lo que te ahoga. Yo creo que todos necesitamos ser más libres. Y nuestro deber es no dejarnos llevar por el miedo: ser valiente y escuchar qué te está pidiendo tu voz interior. A nivel social, hay retos nuevos y evidentemente yo no tengo la solución. Solo puedo decir que cuando todo parece insalvable y que no puede ir a peor… precisamente hay que llegar ahí para que cambie. Porque todo son ciclos y siempre hay una compensación a una carencia. Solo hay que esperar. Por ejemplo, en esta carencia de lo espiritual que me decías: creo que tarde o temprano se va a compensar. Este materialismo absurdo en el que vivimos no puede durar mucho más. Ya por el planeta mismo no puede durar mucho más.

¡Total! Acabamos con un pequeño juego, si te parece bien. Yo digo un concepto y tú me respondes con una la frase más breve que puedas.

Bufff… A ver.

VOX. Mal.
Colectivo LGTBI. Bien.
Tener hijos. Lo máximo.
Periodismo. En peligro.
Armas. Inexplicable.
Trabajo. Vocación.
Escribir. Sublimar.

Enric Montefusco presentará su disco Diagonal (Primavera Labels / Universal Music, 2019) en la Sala Apolo de Barcelona este jueves 16 de mayo dentro de la programación del Guitar BCN 2019.

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

 

 

PUBLICIDAD

2 comentarios en “Enric Montefusco: “Necesitamos desaprender lo que hemos aprendido””

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

David Bowie para principiantes

David Bowie para principiantes

¡Inauguramos sección! Repasaremos las trayectorias de grandes artistas de ayer y de hoy. Comenzamos con la estrella errante de David Bowie, que hace hoy 72 años, el 8 de enero de 1947, aparecía en el mundo. Astro singular y pionero, su legado se extiende más allá de los relámpagos faciales. Naveguemos por él.

Novedades Carminha

Novedades Carminha: “No queremos pertenecer a ninguna escena”

Novedades Carminha acaba de publicar su nuevo disco ‘Ultraligero’ (Ernie Records, 2019), donde colabora Dellafuente, entre otros artistas. Hablamos con ellos en Barcelona y nos explican que ni hacen trap ni quieren hacerlo. Con su música quieren hacer bailar a la gente, no demostrar nada.

Ljubliana & The Seawolf

Ljubliana & The Seawolf y la búsqueda del tiempo perdido

Tiempo, todos lo queremos. Lo anhelamos. Lo deseamos. Intentamos atraparlo como sea. Todo a nuestro alrededor está diseñado para ser efectivo, rápido, fácil. “No quiero perder el tiempo”, decimos. Y sin embargo, ahorrando tanto tiempo, el tiempo real -el trascendental- se nos escapa constantemente.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.