Corinne Bailey Rae + Jacob Banks: Negritud sincera

Corinne Bailey Rae y Jacob Banks encandilaron al público de Barcelona en el Festival Jardins Pedralbes gracias a un soul modernizado y una potente energía.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El Festival Jardins de Pedralbes apostó esta vez por un doble concierto dedicado a un público más joven y acertó de pleno. No obtuvo el lleno que acostumbra a saturar las gradas del cuidado recinto, pero se apuntó un gran tanto uniendo calidad con comercialidad en una velada casi sin desperdicio, donde la negritud fue protagonista. Para ello, los presentes dispusieron de precios asequibles y una pista donde desatar energías (aunque el tono general fue más bien pausado); en cualquier caso, fue un cambio conceptual plausible.

Cuando Jacob Banks y su trío aparecieron en escena, no se había cubierto ni la mitad del aforo. Ese vacío no fue óbice para que el británico, de origen nigeriano, se entregara al máximo desde el primer instante, revelándose como el verdadero rey de la fiesta. Más joven que su compañera de cartel, y menos conocido, asombró con una imponente presencia escénica y ese torrente descomunal de voz que posee. Los poco informados se perdieron a una figura que se antoja clave en el devenir del soul moderno.

Banks ha adquirido su incipiente fama a base de canciones aparecidas en series como Power (Unknow to you), en films exitosos tipo The Equalizer 2 (The name of love) y sobre todo con Love ain’t enough, tema perteneciente a su primer álbum Village (UMGRI/Interscope, 2018) e incluido en la banda sonora del videojuego EA SPORTS FIFA 19, utilizado como inicio de show. Táctica muy utilizada por las multinacionales para promoción de artistas a menudo mediocres; singularidad nada necesitada por el corpulento Jacob, poseedor de unas facultades muy superiores a la gran mayoría.

Probablemente con una banda más nutrida de elementos el impacto hubiera sido superior y podrían haber obviado algún guitarrazo innecesario. Con todo, no fue un obstáculo insalvable, su voz, ruda y armoniosa al mismo tiempo, eludió cualquier ausencia recordándonos por momentos a un Gregory Porter fogoso, agitado.

No caeremos en la falacia mercantilista de compararle con Otis Redding (ya han osado hacerlo), aunque sí debemos dejar constancia de que no creemos encontrarnos con un fenómeno coyuntural. Incluso nos atreveríamos a aseverar que si el camino no se ondula puede superar a colegas endiosados como Benjamin Clementine. Su discurso parece más sincero.

Con la única lacra de la inútil adaptación de Fix you (Coldplay), el resto del set fue imponente. Cruzó de forma abracadabrante las raíces africanas y el soul anglosajón, destacando en el genuino reggae Mexico y la africanista Kumbaya, conjugándolas con poderosas creaciones marca de la casa: Unholy war o la contundente de Chainsmoking, dejando a los incrédulos parroquianos rendidos a sus pies.

Mantener a la audiencia hipnotizada utilizando baladas, no parece ejercicio sencillo, Jacob Banks lo consiguió. Guitarra acústica en ristre, y pasando del falsete a notas profundas sin inmutarse, enardeció con Pilot, Peace of mind, Slow up o, en el binomio final, uniendo magistralmente Worthy y Ain’t no sunshine (Bill Whiters). El ‘mezzo tempo’ parece salvado. Crucemos los dedos.

Jacob Banks | © Montse Melero
Jacob Banks | © Montse Melero
Jacob Banks | © Montse Melero

Corinne Bailey Rae iba a ser la estrella que iluminara una de las postreras noches de la presente primavera y, aun cuajando un buen recital, se vio eclipsada por el astro nigeriano.

La de Leeds, comenzó su carrera en 2005 y desde entonces ha cosechado numerosos premios y una legión de entusiastas seguidores. Se apoya en un sonido pop-soul contagioso que destila calidez y buen acabado, si bien la inocencia y el escaso riesgo son sus mayores enemigos. No obstante, no podemos calificarlo de producto prefabricado sin alma, su sutil voz se encarga de desmentirlo. Las comparaciones con Billie Holiday, Norah Jones o Macy Gray, vuelven a ser absurdas, cada cual en su lugar, otro agravio a la personalidad del individuo.

Mejorada la sonorización (con Banks existieron desajustes), la banda de acompañamiento inició la andadura con buen acento funky, deudor de Shakatak y sobre todo de Stevie Wonder. El ánima del genio ciego, planeó durante toda la actuación cual sombra prolongada hasta el infinito. No importa que el afectado sea mujer, hombre o alienígena, su influjo te atrapa sin soltarte jamás. Dicha influencia ya se palpó en la introducción con Been to the moon, melodía incluida en el último disco de la británica titulado The heart speaks in whispers (Virgin Records, 2016), manteniéndose durante las casi dos horas de la función. En este tercer trabajo de la afamada intérprete conviven atractivas composiciones, como la animada Do you ever Think of me o The skies will break (bonitos coros a lo Earth, Wind & Fire), pero no puede luchar contra los dos títulos precedentes. En el primero, Corinne Bailey Rae (EMI, 2007), anidan joyas con el nivel de Breathless o Till it happens to you (terminada con una enérgica coda), mientras que The sea (Virgin Records, 2010) contiene Paris nights/New York Mornings, pieza imposible de superar por ninguna de las recientes, la mejor de todas las seleccionadas.

Corinne Bailey Rae ostenta una voz algo frágil y excesivamente aguda para transmitir fuertes emociones, sin embargo, goza de registro y empaque, lo que la aleja de algunas insufribles gritonas, reinas del mercado. Si alguien la tacha de modosita por sus grabaciones se llevaría una sorpresa al escucharla en directo, esa suavidad no desaparece del todo, sin embargo, el ritmo se acrecienta tenuemente alcanzando mayor fortaleza dentro de los límites del estilo escogido, por supuesto. El epílogo del espectáculo lo probó sobradamente.

Como si previniera que se acercan épocas de petardos y cohetes, dejó para el final sus números más conocidos: allí estuvieron Trouble sleeping, Put your records on y por supuesto Like a star, la célebre tonada incluida en Grey’s anatomy. Sobre su cover del Is this love de Bob Marley, únicamente comentaremos que a una proeza semejante no se le debe cambiar el ritmo.

Al concluir, recibió una sonora ovación y un precioso ramo de flores, merecido premio para un solvente trabajo, aunque pensamos que Jacob Banks debía haber recogido una corona de laureles.

Corinne & Jacob nos brindaron una placentera noche de negritud contenida, auténtica, no es poca cosa.

Corinne Bailey Rae | © Montse Melero
Corinne Bailey Rae | © Montse Melero
Corinne Bailey Rae | © Montse Melero
Corinne Bailey Rae | © Montse Melero

Autores de este artículo

Montse Melero

Montse Melero

Hacer fotos es la única cosa que me permite estar atenta durante más de diez minutos seguidos. Busco emoción, luces, color, reflejos, sombras, a ti en primera fila... soy como un gato negro, te costará distinguirme y también doy un poco menos de mala suerte.

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Concierto de Rubén Blades en el Poble Espanyol

Todos los Blades el ‘Bleids’

El panameño Rubén Blades se despide de sus conciertos de salsa en el Poble Espanyol con su gira Caminando, adiós y gracias. Texto de Carlos Robles.

concert-ephemerals-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

BAM 2016: Viernes

Así fueron los conciertos en el Barcelona Acció Musical (BAM Festival) y las Festes de la Mercè en el segundo día, viernes.

Canet Rock: El Woodstock Catalán

El Canet Rock 017 se celebró el sábado 1 de julio con sold out y con 15 bandas catalanas entre las que destacaban Jarabe de Palo, Sopa de Cabra o Txarango.

Dulce Pontes en el Palau de la Música Catala, Barcelona

Dulce Pontes: Dolç caminar

Crònica del concert de la portuguesa Dulce Pontes, considerada una de les millors veus del fado actual, dins del Guitar Festival al Palau de la Música. Text de Marina Tomàs.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.