VT + Yola: Fuegos artificiales y una cantante

Yola, la nueva promesa de la música de raíces afroamericanas, deslumbró a todos en Apolo para la presentación de su álbum de debut ‘Walk Through Fire’, producido por Dan Auerbach (The Black Keys).
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Dicen que el pez grande siempre se come al chico, en esta ocasión el cuento viró y saltó la sorpresa, o quizá no tanto. Desde Bilbao nos llegaron noticias poco halagadoras acerca de la actuación de Vintage Trouble en el Kafe Antzokia dos días antes y se confirmaron las sospechas, los del norte conocen el oficio.

La primera vez que me crucé con el cuarteto californiano fue en el Festival Crüilla  quedando impactado. El singular encuentro entre rock‘n’roll y soul era, hace cuatro años, de una intensidad arrolladora, iban a editar su tercer larga duración: 1 Hopeful road (Blue note, 2015) y todo era de color rosado. La voz de Ty Taylor estaba en su mejor momento (esa cualidad no ha disminuido) y el trio musical rebosaba vitalidad. Pasado ese corto espacio de tiempo, el vigor se ha transformado en desidia o conformismo. El anterior llenazo en la misma Sala Apolo no se repitió, mal presagio, el puente de Sant Joan no debería servir de excusa, algo falla.

Su nuevo material en formato EP: Chapter II – EP I (McGhee Entertainment, 2019) no está a la altura de sus predecesores, la banda ha decidido dedicarse más al espectáculo circense que a la música en sí, piloto automático activado. Tampoco crean que fue un descalabro, pero el aburrimiento fue la nota predominante durante la hora y media de show.

Taylor es un cantante superior, excepcional tanto en las baladas tórridas como en los tonos aguerridos y no necesita ni hacer el pino, ni subir al anfiteatro, ni nadar entre los brazos del público, para encandilar. La voz debería ser la auténtica protagonista. Ese magnífico fraseo con el que entonó la introductoria Nobody told me o poder acordarte de James Brown cuando moduló lúcidamente Run outta, no está al alcance de muchos, ése es el caballo ganador, lo demás son postureos baldíos, equivocada estrategia.

También hierran cuando sacrifican su estilo señero en aras de la comercialidad, esa innecesaria relectura de Rocket man (Elton John), o imponiendo leyes abusivas a los fotógrafos cual grupo bendecido, lo estarían más si bajaran a la tierra; desde las alturas acabas precipitándote al vacío, tocar fondo le llaman.

Con todo, los presentes disfrutaron y ellos quedaron satisfechos, posiblemente nuestra opinión estuvo influida por la soberbia exhibición de la cantante que abrió la velada, el pez pequeño del que hablábamos.

Tan solo el hecho de escuchar una voz negra cantando country music ya provoca sobresaltos, pero son la ejecución y los impulsos innovadores con que maneja el viejo estilo los que te desbaratan y aún más conociendo su origen británico.

Yolanda Quartey, Yola, apareció en el mercado discográfico con el EP titulado Orphan offering (Ear Trumpet Music, 2016), pasados tres años ha lanzado Walk through the fire (Easy Eye Sound/Nonesuch, 2019), una preciosa creación que trasladada al directo alcanza dimensiones de proeza.

Algunos han tildado al disco de fofo, es posible que en algunos pasajes decaiga, en vivo esa tibieza desaparece por completo. Yola es una intérprete abiertamente country, sin embargo introduce en el género otro tipo de predicamentos. Insufla el poderío de auténtica escuela soul, e incluso funk, como en la fantástica versión de Never go back (Birds of Chicago) donde saltaron chispas. La británica borda las baladas de manera sutil, primorosa, hasta que decide arriesgar. Sucedió durante la fabulosa It ain’t easier (The Band en la inspiración), calmada al principio y arrebatada al finalizar, ejemplo clarificador de su capacidad en el cambio de registros vocales. Maravillosa en Ride out in the country y conmovedora con la estupenda Love is light, tema que cierra el disco.

Por desgracia, después de entonar Faraway love no se le solicitaron propinas, una despedida poco cordial para un recital de sombrerazo. El futuro del country se ha apuntalado con el nombre de Yola, augurio de grandes alegrías.

Su nombre circuló por la boca de todos, devoró a los supuestos cabeza de cartel con alevosía nada premeditada, aplastante, eso sí. Seguiremos esperando que Vintage Trouble recuperen fuelle, calidad no les falta, y el pulso del rock se necesita a litros. Deben espabilar pronto, porque de no hacerlo, ciclones tipo Yola los aplastarán, aunque sea cantando canciones de amor para bailar pegados.

Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño
Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño
Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño
Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño
Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño
Yola. Foto © Víctor Parreño
Yola | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Sidecar - Orville Peck

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Juan Perro - Teatre Coliseum (Festival Mas i Mas) | © Aitor Rodero para Qualsevol Nit

Juan Perro: El viaje continúa

Juan Perro nos llevó en su último concierto en Barcelona – dentro del festival San Miguel Mas i Mas – a otro mundo a través de un mágico viaje.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.