Aiala: Futuro estelar

Jara Aiala y Isaïes Albert, Aiala, presentaron su recién estrenado ‘Nothing less than Art’ en La Nau de Poblenou bajo el marco del Cruïlla de Tardor.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Antes de entrar en materia, unas breves consideraciones: La aparición de Aiala en el panorama musical español, constituye un infrecuente soplo de aire no viciado, un punto de luz oteado desde lejos para iluminar la carretera ominosa por donde transitamos últimamente. Sellados, no por su voluntad, con el timbre de “música urbana”, el dúo formado por Jara Aiala e Isaïes Albert, nos demuestra que existe vida más allá de los clichés coyunturales y que se puede estar en boga mirando hacia el pasado sin rubor, eso sí, utilizando medios reinantes; tampoco debemos desechar los logros positivos.

Era la noche, la puesta de largo de su primer LP titulado, con enorme gusto, Nothing less than art (New Beats- Kasba, 2019). Y la hicieron en un marco de renombre: el festival Cruïlla de Tardor, emoción y responsabilidad unidas sin dañarse.

Aiala se presentó en escena con una escueta banda de cuatro elementos incluida la voz de Jara. Una formación que de ninguna manera podía trasladar la sutil labor de estudio pero que demostró, a palo seco, sus posibilidades interpretativas alejadas de efectos a menudo impuros. Si que hubo algún efecto, el bloque sonoro lo necesitó en ocasiones, aunque no abusaron de ello, puntos a favor.

El canto de Jara está impregnado de voces míticas como las de Billie Holiday, Ella Fitzgerald o Aretha Franklin y, a juzgar por la vestimenta lucida en la primera parte del show, el gusto por lo vintage también sacude su corazón. Para la ocasión, utilizó un traje de color rosa evocando al que utilizó Marylin Monroe (más tarde copiado por Madonna) en el film Gentlemen prefer blondes (Howard Hawks, 1953). Con el único acompañamiento de Isaïes al teclado, inició el set entonando la sedosa In trouble, tema repetido en la tanda de bises y dedicado al planeta Júpiter, tendencia que se extenderá en cada una de las canciones. Nothing less than art representa una especie de viaje astral que, en el álbum, comienza en Saturno y termina en la Luna; clave  de un disco que podríamos denominar conceptual.

Aparcado en el planeta de los anillos, mi vista se dirigió inmediatamente a los largos guantes, su rubia cabellera y esa voz sensual que tantos éxitos pueden darle, inicio prometedor.

Aiala es un conjunto inseparable, sin embargo no podemos obviar el protagonismo ejercido por su cantante que eclipsa, casi por completo, a su sosias, quien se limita a tocar y a componer. Ése es su trabajo y lo desempeña a las mil maravillas, un rol imprescindible, sin su presencia el proyecto no se entendería. El valor de los presuntos secundarios.

Jara no vive sólo de las voces antes citadas, también utiliza inspiraciones más cercanas, su juventud la liga obviamente a otros géneros. Cortos todavía de un repertorio propio para llenar una extensa actuación, están obligados a utilizar composiciones ajenas. La primera en llegar fue When doves cry (Prince) interpretada a la manera como lo hubiera hecho Annie Lennox, la segunda muestra de calidad vocal. Jara estudió canto y lo sigue haciendo. Observamos fáciles maniobras en los agudos y en la zona baja, el aprendizaje ha servido de mucho, tanto que puede retar a Amy Winhouse en la excelente All in y atreverse con un cover de Tears dry on their own, dificultad máxima solucionada con destreza.

Perdonen la expresión pero Jara Aiala los tiene bien puestos. Rapeó (no es lo suyo) en Me siento iluminada (única letra en castellano) y rizó el rizo atreviéndose con Moonage daydream (David Bowie) a la cual añadió unas notas de Hotel California (Eagles), triple salto mortal al que incluso hubiera renunciado la fabulosa trapecista Pinito del Oro. No salió malparada aunque el riesgo fue peligrosísimo, “un patir”, cómo diríamos en catalán.

Usó el reggae en la encantadora Times goes fast y el dancehall en Make a good face, delicias jamaicanas ejecutadas con el influjo de la isla caribeña. Parece que la revitalización del género ahora parte de Europa, inaudito. Con un look más casual abrió la segunda parte de la velada. En ella aparecieron una endurecida Mother’s daughter (Miley Cyrus), Pink ink, un blues agarrado, o Listen, dedicada a Saturno y mi favorita, definitivo disparo certero antes de los postres.

Complementos para mostrar sus tres hits: La citada recreación de In trouble, la balada venusiana My essence donde irrumpió la espléndida voz de la corista Celia del Barco (atención a este nombre) y Red temple, su canción más exportable. 

En la barras de La Nau, los trabajadores comentaban: “Es guapa y canta muy bien”. Quedémonos con la segunda frase, de una evidencia palmaria, y con los rasgos femeninos o feministas de su discurso. “Bona nit a totes” fueron sus últimas palabras, mensaje del todo clarificador.

El poder de seducción de Aiala es muy alto y mejorará puliendo algunos momentos de frialdad en tablas e incorporando quizá una mínima sección de vientos. La labor realizada tiene fuste, los resultados llegarán solos, estamos convencidos, la lozanía les ofrece este regalo. Disfruten ustedes con su universo.

It’s been so long, I keep changing, I’m patient, I’m grateful and loving the change. Losing all my senses, I’ve finally reached my essence…

My essence, Aiala

Aiala. Foto © Victor Parreño
Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Isaïes Albert, Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Jara Aiala, Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Celia del Barco y Jara, Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Jara Aiala, Aiala | © Víctor Parreño
Aiala. Foto © Victor Parreño
Aiala | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Sidecar - Orville Peck

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Steve Gunn - Sidecar

Steve Gunn: El swing de la distorsió

El músic nord-americà, rodejat per un trio dúctil i ple de ritme, reinterpreta el seu darrer disc, ‘The Unseen In Between’, a mode d’un quadern de notes per desbrossar el rock de guitarres més genuí.

Paul Weller toma la Razzmatazz

Paul Weller toma la Razzmatazz para presentar su último disco, aunque el concierto también tuvo momentos remember de sus años con The Style Council.

Grito pelao: Antes y después del grito

Silvia Pérez Cruz, Rocío Molina y Lola Cruz se unen en una obra llamada ‘Grito pelao’, interpretada en el Teatre Grec de Barcelona, para explorar juntas qué significa la maternidad.

ORISHAS. Foto © Miguel López Mallach

Orishas, o a qué sabe el mejor directo

Imposible no querer a Orishas: trajeron a un jueves lluvioso el sabor impecable del son cubano. Así fue su concierto en la Razzmatazz de Barcelona dentro del MadTown Days by Jim Beam.

Tribalistas / 50 Festival Internacional de Jazz de Barcelona / Lloc: Auditori del Forum / Data: 28.10.2018. Estas fotografías están sujetas a derechos de copyright. NO PUEDES descargarlas ni usarlas sin mi permiso. Si quieres adquirirlas y usarlas contacta conmigo en este e-mail: aitorrodero@gmail.com.

Tribalistas: Reverdeciendo laureles

Concierto multitudinario de Tribalistas, banda que reúne tres estrellas de la música brasileña y que visitaron por primera vez Barcelona bajo el marco Festival Internacional de Jazz.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.