Los mejores discos de enero

Destroyer, 070 Shake, Pet Sop Boys, Eminem, Halsey, Kesha, Mac Miller, Bombay Bicycle Club, Mura Masa, Algiers, Lola Marsh, Fuel Fandango, Polock y Willie & Winnie.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
2020. El año de la rata. Impone, ¿verdad? Pues queridxs amigxs, más impone echar un vistazo atrás y escuchar qué es lo que se cocía musicalmente hace una década. Entre los número uno de 2000 encontramos temazos como Sobreviviré de Mónica Naranjo, Bye Bye Bye de *NSYNC o It’s my life de Bon Jovi. Todo muy (pero que muy) lejos de lo que os presentamos a continuación:  nuestra primera selección de los mejores discos de enero, del año y de la nueva década. Una lista donde reina el pop divino, el indie y la gran querida de estos tiempos, fusión de géneros.
 
Y si todavía tenéis ganas de más, podéis dar un paseo por nuestra recopilación de los 40 mejores discos de 2019, o pasearos por las selecciones mensuales de los últimos años, aquí.
DESTROYER – Have We Met

DESTROYER – Have we met  (Dead Oceans, 2020)

Nuevo synthpop para aprovechar el día

Subo al cercanías y Dan Bejar habla de unos labios carmesí de manera desenfadada, divertida y eléctrica mientras el cielo empieza a amanecer con los mismos tonos eléctricos de violeta, fucsia y naranja. Destroyer continúa preguntándose por el paso del tiempo, la madurez y la juventud en este nuevo repertorio en el que los sintetizadores vuelven a primer plano. Su presencia es tan seca y distante que hay momentos en que Have we met se vuelve fantasmagórico. The televisión music supervisor es una balada espeluznante que apela a la industria musical y en Kinda dark escribe versos apocalípticos en un susurro electrónico apagado. Y, sin embargo, Destroyer todavía puede apuntar al corazón. El sol ya ha salido y un amarillo intenso destella sobre las ventanas del tren y suena The Raven, una de las mejores canciones que ha escrito. Con un tono más personal y nostálgico, habla precisamente de las preocupaciones que esperas de los buenos compositores y maestros: estamos ante su propia forma retorcida y oscura de decir: “aprovecha el día mientras puedas». Bajo del tren atraída por lo nuevo y desconcertante de este canadiense.

Por Inés Calero.

EMINEM – Music to be murdered by

EMINEM – Music to be murdered by (Shady/Aftermath/Interscope Records, 2020)

La banda sonora de tu funeral

El americano Marshall Bruce Mathers III, más conocido como Eminem, vuelve a la carga con su onceavo trabajo: Music to be murdered by. Un álbum que claramente se inspira en el LP de nombre homónimo y publicado por Alfred Hitchcock en 1958 y de la preocupante facilidad con la que pueden conseguirse armas en los Estados Unidos. Estas referencias, agitadas con 15 invitados (entre los que se encuentra el propio Dr. Dre)  dan como resultado una atmósfera musical sombría en la que sonidos de disparos se entremezclan con bases poco rompedoras. Pero vaya, creo que este álbum no busca posicionarse como futurista, si no que pretende reflejar la atemporalidad de la muerte. 20 temas, contando intro, outro y un interludio que cuenta con la voz del propio Hitchcock crean un marco en el que Eminem tiene tiempo para darle otra vuelta de tuerca a temas sobre los que ya ha hablado. ¿Pero cómo vamos a culparlo? A ver sobre qué cantábamos nosotros tras 11 discos. Ahí queda eso.

Por Carlota Purple.

070 SHAKE – Modus Vivendi

070 SHAKE  – Modus Vivendi  (G.O.O.D. Music, 2020)

Combustible para el corazón

070 Shake, introspectiva, trippy, triste, agresiva y poderosa, así se muestra en Modus Vivendi (modo de vivir en latín), como resultado de coexistir, la jovencísima Danielle Balbuena. Una voz que muestra muchos matices, pero que no se posiciona como única y exclusiva de su género: el rap. Siguiendo los paradigmas, vuelve a representar una figura para varias generaciones. Y apuesta, consiguiendo ser una reconversión del pasado: mismos problemas, diferentes formas de solucionarlos. Oscilando entre un pasado y un futuro no vividos, escuchamos la consciencia de una persona visceral, con remordimientos, sueños, posesiones, planes y muchas caras que mostrar al mundo, y también a otros mundos.

Por Irene Picallo.

HASLEY – Manic

HALSEY – Manic (Capitol Records, 2020)

Más voz, más cuerpo, mayores dimensiones

Da la sensación de que Halsey ha crecido un poco a la sombra de otras divas del pop contemporáneas: sus dos primeros discos, Badlands y Hopeless fountain kingdom, encontraron un éxito relativo de crítica y público y, de algún modo, acabaron por consolidarla en una especie de segundo plano del género: con Manic se produce, finalmente, el salto hacia adelante que se podía intuir. Este es un disco abierto, largo, poblado de colaboraciones concebidas como interludios estilísticos: un trabajo muy ambicioso en el que Halsey, que se presenta a sí misma en la portada, termina por dibujar su retrato como artista. Sus melodías ágiles, combinadas con una escritura temblorosa y que camina a medias entre la celebración y la duda, generan una atmósfera muy concreta que, si bien se dispersa levemente en algunos momentos de la larga duración del disco, apunta en sus instantes de lucidez hacia la estrella en que Halsey, podemos afirmar, ya ha terminado por convertirse.

Per Adrián Viéitez.

KESHA – High Road

KESHA – High Road  (Kemosabe Records, 2020)

Cuando Kesha conoce a Ke$ha

Hay formas de madurar en la vida y luego está la de Kesha. Tres años más tarde desde su último álbum llega con High Road, su cuarto trabajo de estudio, y te planta una colaboración con ella misma: Kinky  (Kesha ft. Ke$ha). En este tema podemos presenciar el encuentro entre la old Ke$ha, más rapera y gamberra como en Cannibal (2010), y la nueva Kesha. Está última es la responsable de temas profundos y maduros como Father Daughter Dance, donde relata una historia sobre su padre fallecido. También cuenta con temas más divertidos e incluso randoms como Potato song. 16 temas componen este LP, frescos, con ritmos rápidos y que encajarían a la perfección como singles de esta próxima primavera. Ojalá muchos madurasen a lo Kesha, aunque de por medio hubiesen tattoos en el labio o desmadres públicos. ¡Esperando el videoclip de Kesha ft. Ke$ha!

Por Jessica Cobos.

MAC MILLER – Circles

MAC MILLER – Circles (Warner Records, 2020)

Cerrando el círculo

Como su propio título indica, es imposible que Circles no nos evoque el cierre perfecto del círculo de Mac Miller. Todos los temas parecen pronosticar su despedida, alguno contando con coros de Ariana Grande como I can see o destilando semejanzas con Los Beatles o Paul Maccartney como en Everybody. Con las letras de los 12 temas que componen su último trabajo, Malcom, nos permite aprender sobre sus propios errores. Son canciones espirituales y positivas aun tratando la negatividad y sus propias inseguridades: sobre cómo se encontraba sólo en la multitud en Surf o de su adicción al sexo en Hand me downs, por ejemplo. Algo a destacar es la falta de rap en este álbum, señal de la progresión y evolución de su música que ahora nos sirve de legado.

Por Jessica Cobos.

BOMBAY BICYCLE CLUB – Everything else has gone wrong

BOMBAY BICYCLE CLUB – Everything else has gone wrong (Mmmm… Records, 2020)

Más suave, más redondo

Podemos decir que con el lanzamiento de So long, see you tomorrow, en 2014, los Bombay Bicycle Club acabaron por encontrar su lugar en el complejo diagrama grupal en que consiste la escena actual del pop-rock alternativo. La clave fue insistir con la sutileza adecuada en aquellas inspiraciones que los diferencian, juntas, de otras bandas con las que se miden: la recibida por parte de la electrónica de los 80 y la que traen de la mano de sonidos más exóticos, fundamentalmente africanos. En Everything else has gone wrong todo esto se vuelve incluso más invisible: la pulsión de todos estos elementos está detrás, pero lo que nos encontramos delante es un álbum compacto en el que ninguna de sus partes parece actuar a desmano de las demás. Todo parece fácil, como afirma la canción Eat, sleep, wake (nothing but you), uno de los irreductibles hits del que podemos considerar el primer bombazo del indie rock en este 2020.

Por Adrián Viéitez.

MURA MASA – R.Y.C.

MURA MASA  – R.Y.C (Polydor, 2020)

Mapa mental de un veiteañero

R.Y.C (Rough Youth Collage), o collage juvenil áspero, pivota sobre un movimiento que se repite en diferentes épocas, pero que nunca acaba de establecerse, porque iría en contra de su propia esencia. Para ello, Alex Crossan cuenta con jugosas colaboraciones: Clairo, slowthai, Georgia, Tirzah, Ellie Rowsell, Wolf Alice y Ned Green. Bajo el nombre de Mura Masa, la mente de Crossan revela cuáles son los contratiempos del movimiento; y lo hace en forma de distorsiones vocales y sonidos ásperos instrumentales. Una amalgama de estilos que pasan por el indie, la electrónica y el punk rock.

Por Irene Picallo.

ALGIERS – There is no year

ALGIERS  – There is no year (Matador Records, 2020)

Bailando en el fuego

¿Es distopía o realidad? El ambiente se vuelve oscuro cuando escuchamos a Algiers, y en su tercer trabajo de estudio nos ofrecen una nueva entrega de un relato actual y que, aunque nos gustaría, poco tiene de ficción. La voz implacable de Franklin James Fisher nos recibe poderosamente en la homónima There Is No Year y empieza un viaje basado en el poema épico Misophnonia, escrito por él mismo. La gran carga política y social de sus letras encaja a la perfección con la música, su gran virtud desde su debut, y vuelven a hacer gala de ella. Consiguen combinar impecablemente el soul con lo industrial, el góspel y todo lo que se les ponga por delante, tal y como demuestran en Hour Of The Furnaces o Losing Is Ours. Quizás nos falte, sin embargo, algún tema que nos revuelva del todo y remate el trabajo, sobre todo habiendo constatado tan buena materia prima. Esa sensación de “casi” la consolamos un poco con la descarga punk final de Void, un sucio y notable cierre para el disco.

Por Mikel Agirre.

PET SHOP BOYS – Hotspot

PET SHOP BOYS – Hotspot (X2 Recordings, 2020)

Luces de colores en una noche antigua

Las puertas de la discoteca se abren: las luces nos reciben golpeando con fuerza, al ritmo de Will-o-the-wisp, el corte encargado de abrir Hotspot, decimocuarto álbum del dúo británico de synth-pop conformado, desde 1981, por Neil Tennant y Chris Lowe: los Pet Shop Boys. Con un recorrido como el suyo a sus espaldas, es pertinente subrayar la importancia de lo que Tennant y Lowe vienen haciendo a lo largo de los últimos años, particularmente en Electric, Super y el actual Hotspot, los tres discos que han producido de la mano discográfica de X2. En ellos, la esencia ochentera de los Pet Shop Boys se ha removido para reencontrarse consigo misma a través de caminos distintos, de un lenguaje más metálico que no por ello abandona las reverberaciones y paisajes sonoros habituales del dúo. Hotspot viaja en múltiples direcciones, con medida sensibilidad en You are the one o Burning the heather; con pleno sentido de la diversión en Monkey business o Happy people. Los años 80 no terminan nunca, pese a haber terminado hace tiempo.

Por Adrián Viéitez.

LOLA MARSH – Someday Tomorrow Maybe

LOLA MARSH – Someday tomorrow maybe (Barclay, 2020)

Bañarse en la playa hace muchos años

En Remember roses, su álbum debut, la música de Lola Marsh se movía a ritmos muy dispares: la emoción viajaba del éxtasis a la melancolía en apenas un corte de canción y esa turbina de sentimientos generaba aquella vieja sensación de playa impredecible, de oleaje inconstante. En Someday tomorrow maybe, los ritmos del agua se nos vuelven más conocidos: sigue estando muy presente esa sensación de lejanía, de estar hablando de algo inasible –algo que pertenece a la ficción, a las películas, como dicen expresamente en Like in the movies–; también está ese baile inevitable, ese movimiento del cuerpo que sigue al acolchado sonido de este dúo israelí en pleno crecimiento.

Por Adrián Viéitez.

FUEL FANDANGO – Origen

FUEL FANDANGO – Origen (Warner Music, 2020)

¿No sería maravillosa una rave de cante hondo?

Qué mejor presentación para un álbum que las flores; qué el “olor a lirios” invada los días más grises. El dúo Fuel Fandango precedía así su cuarto álbum de estudio, Origen. Un trabajo donde la percusión y la influencia de la música afrocubana gana protagonismo. Sin, por supuesto, perder su esencia –si es que hay una sola esencia que los defina– pop-electrónico con aires flamencos. Fuel Fandango es como el after de los dosmiles que merecemos. El grupo que subrayas en el cartel del festival del verano. Me quedo con la alegría en Huracán de Flores. Con la colaboración del guitarrista Dani de Morón en Mi danza. Y con cómo arranca Nita en Despertaré para, en seguida, cambiar totalmente de registro. Aunque, mi favorita sin duda es Silencio. El directo de este álbum promete.

Por María del Río.

POLOCK – Romance

POLOCK – Romance (Faster Love, 2020)

Distinto pero igual (de bueno)

Los cambios no tienen por qué ser malos, y cuando de bandas musicales hablamos, a menudo, son hasta necesarios. Aun no siendo la necesidad el motivo, los valencianos Polock han consumado un notable giro en su carrera, cambiando el inglés por el castellano tras tres álbumes. La verdad, les ha sentado genial. El uso de su lengua natural favorece indudablemente a sus letras directas y desenfadadas, y a nivel melódico nada tienen que envidiar al inglés. Un trabajo que mantiene la esencia de la banda, con sus guitarrazos pegadizos y bailables, aportando además una amplia variedad de sonidos (desde lo setentero al puro indie-pop) que contentará tanto a sus seguidores como a los que los descubran por primera vez. El eje temático del disco: el amor, el enamoramiento, en definitiva, el romance. Será difícil no sentirse identificado con alguno de los versos de Mar Dorado o Barro en los Pies, triunfos directos de este cuarto trabajo.

Por Mikel Agirre.

WILLIE & WINNI - YOU & I

WILLIE & WINNIE – You & I (Autoeditado, 2020)

Dos caminantes en la fría noche

Si uno se adentrara por primera vez en este disco sin conocer nada de antemano probablemente se sorprendería de que sus canciones, de influencia profundamente anglosajona, provengan de un lugar tan alejado de eso como Galicia, pero así es. El dúo formado por Andy Bill y Elise Denise lleva desde 2015 elaborando un sonido que, más allá del folk/blues a la americana, recoge rasgos de otros géneros y los incorpora de manera brillante a su propio discurso: bases electrónicas que recuerdan a TV On The Radio, olas de sintetizador propias de la música ambient y algunos pasajes jazzísticos que contribuyen a crear una atmósfera única. El resultado final es un disco oscuro pero atrayente, sobre todo gracias al equilibrio mantenido entre el tono cálido de la guitarra acústica y las voces del dúo (claras deudoras de Nick Cave) con la gelidez de su vertiente electrónica. Deja que Willie & Winnie te lleven de la mano por la noche.

Por Miguel Lomana.

Autores de este artículo

WWW.AURECORDS.ES

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Videoclips de enero - Billie Eilish - everything i wanted

12 videoclips de enero que no te puedes perder

Rosalía, Billie Eilish, Dua Lipa, C. Tangana, The Crab Apples y mucho más. El año empieza cargado de material audiovisual para que os paséis las próximas semanas dándole al play. ¡A disfrutarlos!

Bon Iver - Mejores videoclips noviembre

11 videoclips del último mes que no te puedes perder

Bon Iver, Manel, Mando Diao, Núria Graham, Confidence Man, María José Llergo… El mes de noviembre nos trae unas Navidades cargadas de material audiovisual para emprender con ganas la difícil tarea de satisfacer to’ quisqui con los regalos. ¡Poneos los cascos y sumergiros en ellos!

Mejores discos de noviembre - FKA TWIGS – Magdalene

Los mejores discos de noviembre

FKA twigs, Michael Kiwanuka, Leonard Cohen, Tindersticks, Jaakko Eino Kalevi, Simply Red, Coldplay, WAS, Tinashe, Gange, Boyanka Kostova y Hijos del Mediterráneo.

Discos de octubre - ANGEL OLSEN – All mirrors

Los mejores discos de octubre

Big Thief, Cigarettes After Sex, Nick Cave and The Bad Seeds, Manel, Kanye West, Nils Frahm, Wilco, Neil Young, Mazoni, Allah-Las, Angel Olsen, Ferran Palau, Chromatics, Lindstrøm, Depedro, Foals, Mando Diao, Agoraphobia, Los Punsetes, El Drogas y Fuerza Nueva.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.