RIDE: La alegría es ruidosa

RIDE, grupo emblemático del sonido shoegaze, presentó su último disco ‘This Is Not a Safe Place’ (Wichita Recordings, 2019) en la sala Apolo de Barcelona en un concierto ensordecedor y lleno de vitalidad.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
ANGE y Lamalo

PUBLICIDAD

El cambio de década de los 80 a los 90 trajo consigo un nuevo género musical que evolucionó y desplegó su máximo potencial con un ímpetu y una velocidad prácticamente equivalentes al tiempo que tardó en quedarse estancado y relegado a un segundo plano. El shoegaze, una derivación del noise pop de los 80 que cogía sus muros de ‘feedback’ de guitarra y los utilizaba para crear atmósferas densas y oníricas, tuvo su máximo exponente en tres grupos, los irlandeses My Bloody Valentine y los ingleses Slowdive y RIDE. De estos tres grupos el que casi siempre suele ser puesto en un escalón inferior por los más puristas del género es precisamente el que nos ocupa, la formación de Andy Bell y Mark Gardener.

Tanto en sus inicios como en su regreso esta pasada década, Ride siempre han sido considerados algo menores, tal vez por situarse más cerca que sus contemporáneos del Britpop (el género que desbancó en popularidad al shoegaze) o por estar más centrados en las melodías pop que en la experimentación sónica. Sea como sea, el concierto de Ride en Apolo sirvió para demostrar que nadie hace lo que hacen como ellos. En definitiva, que juegan en una liga propia.

Al contrario que muchas bandas con un legado tan pesado como RIDE, el grupo se decidió a tocar casi la totalidad de This Is Not a Safe Place (Wichita Recordings, 2019), su último disco y el segundo tras su reunión de 2014. Una colección de temas pegadizos e incluso bailables que deja la distorsión algo más de lado y que, si bien en su versión de estudio pueden llegar a sonar algo planos, en directo convencieron y mantuvieron a su público enganchado en todo momento.

Medio ocultos bajo los juegos de luces durante todo el concierto, sin llamar apenas la atención sobre sí mismos, el cuarteto tuvo también tiempo para volver al inicio de su discografía, de casi 30 años de edad, y a transportarnos al mundo cálido, ruidoso y psicodélico de sus primeras canciones. Rescataron de su segundo álbum Going Blank Again (Creation Records, 1992) las hipnóticas Leave Them All Behind y OX4, que son la pura representación de cómo suena el verano y que en directo recibieron una rendición digna de lo que se merecen.

La recta final del concierto tuvo como gran protagonista su debut Nowhere (Creation Records, 1990), considerado por muchos como su obra maestra, y resaltó todas las virtudes que hicieron famosa a esta banda: la capacidad de intercambiar atmósferas delicadas y bellas con ataques ensordecedores de ‘feedback’ de un momento a otro, la virtuosidad de su batería, Laurence Colbert, y su capacidad de propulsar cada canción o las melódicas líneas de bajo de Steve Queralt. Todos estos elementos se mostraron en todo su esplendor en canciones como Dreams Burn Down o Polar Bear.

 Tras tocar Vapour Trail, el grupo se marchó del escenario y se hizo rogar unos cinco minutos hasta volver para ejecutar el bis, que comenzó con una sorprendente elección, In This Room, una pieza larga, melancólica y de tono apagado, casi derrotista. Pero era todo un pequeño engaño, la calma antes de la tormenta que supuso su famosísima Seagull, un final eufórico que aseguró que todos los asistentes al concierto de RIDE en Apolo se fueran de allí con los tímpanos reventados y una sonrisa en la cara.

Concierto de Ride en Apolo. Foto © Aitor Rodero
RIDE | © Aitor Rodero
Concierto de Ride en Apolo. Foto © Aitor Rodero
Mark Gardener, RIDE | © Aitor Rodero
Andy Bell, Ride. Foto © Aitor Rodero
Andy Bell, RIDE | © Aitor Rodero
Mark Gardener, Ride. Foto © Aitor Rodero
RIDE | © Aitor Rodero
Andy Bell, Ride. Foto © Aitor Rodero
Andy Bell, RIDE | © Aitor Rodero
Laurence Colbert, Ride. Foto © Aitor Rodero
Laurence Colbert, RIDE | © Aitor Rodero
Steve Queralt, Ride. Foto © Aitor Rodero
Steve Queralt, RIDE | © Aitor Rodero
Mark Gardener, Ride. Foto © Aitor Rodero
Mark Gardener, RIDE | © Aitor Rodero

Autores de este artículo

Aitor Rodero

Aitor Rodero

Antes era actor, me subía a un escenario, actuaba y, de vez en cuando, me hacían fotos. Un día decidí bajarme, coger una cámara, girar 180º y convertirme en la persona que fotografiaba a los que estaban encima del escenario.

HIDDEN Tracks

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

1 comentario en “RIDE: La alegría es ruidosa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Soledad Vélez a la sala Sidecar | Qualsevol Nit

Soledad Vélez al natural

Soledad Vélez ha presentado su último disco, ‘Nuevas épocas’, en la sala Sidecar de Barcelona con Eduardo Fernández como artista invitado.

Ayo, BARTS

AYO: Good vibes

Atravesando las callejuelas de Barcelona, una voz de mujer la atrajo hacia las entrañas de un mercado sin nombre. No encontraba el lugar exacto del que provenía hasta que, de repente, sintió cómo una fuerza la guiaba hacia ese sonido celestial.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.