Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida: Íntima versatilidad

A Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida les gusta jugar, si puede ser juntos mejor. Remodelando canciones populares o éxitos comerciales, juntándolos para dar vida a un espectáculo, ‘MA.’, que ha acabado convertido en su primer disco en comandita grabado en directo en el Blue Note de Tokyo. El GREC Festival de Barcelona 2020 fue testigo de ello.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
ANGE ft. Chelsea Warner

PUBLICIDAD

Es muy posible que muchos desconozcan el significado de la palabra “aposiopesis” y es lógico. La propia Sílvia Pérez Cruz la descubrió hace quince años en una clase de retórica musical, lo cual demuestra que no somos tan tontos. Su significado, algo así como la energía del silencio para transmitir emociones (silencios expresivos), caló muy hondo en la de Palafrugell, tanto que fue determinante a la hora de buscar canciones que transmitieran esa sensación. Como por ejemplo El niño mudo (pieza con letra de Lorca y popularizada por Quilapayún). Sílvia encontró en Marco Mezquida el compañero perfecto para entender dicho estremecimiento y juntos decidieron vivir dentro de ese silencio arrebatador. Sólo faltó que el pianista menorquín le explicara el complejo significado de ‘MA’ en japonés (saber parar, entender las pausas, el espacio entre cosas que existen una cerca de la otra…) para que todo cobrara más sentido.

Dos años después del primer encuentro, volaron hacia Tokyo para tocar en el pequeño Blue Note de la ciudad nipona. Tan solo un centenar de personas asistieron al evento, pero el efecto causado fue tan grande que decidieron editar esa actuación creando un disco titulado MA.Live in Tokyo (Universal, 2020). Citada grabación se puede encontrar en formato digital y muy pronto podrán tocarla si lo desean; la industria está un poco parada, ya saben a lo que me refiero.

Con esos moldes la pareja perfecta se presentó en el Teatre Lliure de Barcelona (Sala Fabià Puigserver) intentando rememorar las mismas conmociones obtenidas en Japón, aunque fuera con el doble de espectadores. Lo lograron. Para conseguir la intimidad requerida utilizaron un fondo rojo ondulado y tenues luces de iluminación. La platea quedó oscura, ominosa, quizá la experiencia podría haber sido menos lúgubre.

 

El recital

 

Apenas sin luz, Sílvia comenzó interpretando Joia (Arigato Gozaimasu) de modo conmovedor. Combinándola posteriormente con Estrela, estrela, canción del compositor brasileiro Vitor Amil a la que también dio un sorprendente toque oriental. Palpable demostración del trabajo realizado en cuanto a reorientación de los temas escogidos. En ella Mezquida ofreció las primeras muestras del dominio de su instrumento, del cual extrae todas sus posibilidades sea con las teclas, pellizcando las cuerdas del interior o como elemento percutivo al igual que hiciera su adorado Keith Jarrett.

Sílvia Pérez Cruz es una artista versátil, tanto vocal como instrumentalmente. Preparada para cantar en castellano, catalán, inglés, portugués o incluso en japonés con soltura y también tocar la guitarra o el piano con solvencia. Los problemas (en mi opinión) vienen por otros motivos. De ignorantes sería obviar el precioso color de su voz, la capacidad para cambiar registros y un potencial escénico más que notable. Sin embargo todas esas aptitudes a veces juegan en su contra por querer estrujarlas en demasía. En la bellísima pieza de Maria del Mar Bonet Mallorca i no trobaràs la mar (refugiada bajo la casa-piano de Mezquida, quizá abrumada por el talento del balear) o también en Plumita, busca tanto la floritura vocal y la exclamación impactante que pierde solidez e incluso dificulta la comprensión de los textos.

Nos encontramos ante una problemática compleja ya que tantos son los que idolatran este estilo tan característico como a los que les irrita. Su éxito debería dar la razón a los primeros, así que lo dejamos en manos de los jueces.

Más moderada estuvo en su nueva creación La florEl niño mudoOración del remanso (espectacular composición del argentino Jorge Fandermole). Finísima en Mañana (textos de Ana María Moix) e incluso en Barco negro, tema tratado como una especie de fado/blues estupendamente concebido. Aquí la aplaudimos, no sé puede jugar de tú a tú con Amalia Rodríguez, así que es mejor jugar con cartas propias. Ejemplo que debería calar en los meros copiadores, ésos que no saben dónde están sus límites.

Apuntamos entre lo mejor de la velada una arriesgada versión de The sound of silence (Simon & Garfunkel), Siga el baile (Edgardo Donato & Carlos Warren) y la versión minimalista de No surprises (Radiohead) tocada con mini piano y gran originalidad. La terna, algo desigual, con Christus factus est / Lonely Woman / My funny Valentine proporcionó el paso al sospechado final con Pequeño vals vienés. Esta gloriosa creación fruto de tres genios, Lorca-Cohen-Morente, resume en pocos minutos todos los supuestos vicios y virtudes de Sílvia Pérez Cruz: exceso de manierismo contrapuesto con una precisa entonación, fuerte sentimiento y buena colocación de las notas. El ying y el yang de la catalana.

Marco Mezquida no posee la misma popularidad de su partenaire, sin embargo estamos hablando de uno de los pianistas con más proyección internacional. Poseedor de una cultura musical inmensa. Capacitado para tocar clásico, blues, ragtime, jazz clásico, avant garde o lo que se le antoje. Un auténtico prodigio que debemos cuidar entre todos. No le gustará que le consideremos la estrella de la noche –MA es un trabajo a cuatro manos– pero lo fue de cabo a rabo. Estratosférico.

Nadie salió defraudado, destilaron empatía y amor al arte, mostrando una complicidad que sólo puede regalar la buena música. ¿Indisolubles? Por el momento seguirá el baile.

Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida - Teatre Lliure (GREC)
Sílvia Pérez Cruz | © Aitor Rodero
Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida - Teatre Lliure (GREC)
Marco Mezquida y Sílvia Pérez Cruz | © Aitor Rodero
Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida - Teatre Lliure (GREC)
Sílvia Pérez Cruz | © Aitor Rodero
Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida - Teatre Lliure (GREC)
Sílvia Pérez Cruz | © Aitor Rodero

Autores de este artículo

Aitor Rodero

Aitor Rodero

Antes era actor, me subía a un escenario, actuaba y, de vez en cuando, me hacían fotos. Un día decidí bajarme, coger una cámara, girar 180º y convertirme en la persona que fotografiaba a los que estaban encima del escenario.

Vienna

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Aiala. Foto © Victor Parreño

Aiala: Futuro estelar

Jara Aiala y Isaïes Albert, Aiala, presentaron su recién estrenado ‘Nothing less than Art’ en La Nau de Poblenou bajo el marco del Cruïlla de Tardor.

Amy MacDonald, Room Festival, Razzmatazz

Amy MacDonald: Como la primera vez

Diez años después de su primer trabajo, la cantautora escocesa Amy Macdonald regresa a nuestro país para presentar su último trabajo ‘Under the Stars’.

Lorde

Lorde, ¿tienes calorde?

«¿Tienes calorde?», se escuchaba en la pista del Sant Jordi Club de Barcelona mientras esperábamos a Lorde, la neozelandesa que acumula hit tras hit.

Suscríbete a Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos contenidos de autor y sorteos exclusivos de entradas. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.