En busca del espíritu del indie pop en el año 2020

Un pequeño texto sobre la naturaleza de la música indie, el afán obsesivo por la autenticidad del género y la inútil búsqueda de unos límites sobre lo que entra y no en el indie pop.
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Hidden Track Records

PUBLICIDAD

El indie pop, y en general todo lo que rodea al concepto de música alternativa, nació condenado a ser objeto de discusiones interminables y clasificaciones arbitrarias desde que alguien decidió bautizarlo de esa manera. Desde que un buen día se decidió que las características de un sonido y una escena particular fueran definidas primordialmente por su modo de producción y distribución, por su discurso ético (en general), y por ser antagónicas a todo aquello popular y exitoso, ese ente llamado mainstream.

Cabe decir que, en un principio, parecía lo más lógico del mundo que la palabra para definir este nuevo pop fuera ‘independiente’ (indie, para abreviar). Toda una generación de jóvenes aspirantes a músicos surgida entre finales de los 70 y principios de los 80, inspirados tanto por The Velvet Underground y los primeros punks como por los Beach Boys y los Kinks o artistas outsiders como Daniel Johnston que decidieron hacerse escuchar por todos los medios posibles. El sonido que se gestó en esos años, por supuesto, variaba a través de distintos países, comunidades, sellos y escenas, pero lo que acabó llamándose de manera canónica indie pop quedó definido al finales de la década por sonidos como los de Magnetic Fields y Beat Happening en Estados Unidos, The Go-Betweens en Australia o la recoplación C86 y, cómo no, The Smiths en Reino Unido.

Por supuesto con el paso de los años y a medida que este género acumulaba más y más popularidad, especialmente a partir de los 90, la parte ‘indie’ del indie pop pasó a ser bastante menos necesaria para muchos grupos que lograron entrar a grandes discográficas y para los propios sellos independientes que pasaron de la autoedición a pequeña escala a convertirse en grandes negocios por derecho propio. Cabe recordar que el gran triunfo del indie en España se produjo gracias a Los Planetas, grupo que se mantuvo con la multinacional RCA hasta Una Ópera Egipcia, ya en 2010. Así que con eso en mente, podríamos decir que todo lo que suene a indie pop lo es, ¿verdad? Olvidarnos del origen de la palabra y simplemente aceptar la música como es. Visto lo visto en lo recorrido por el género en los últimos años, parece que no es tan fácil.

Elitismo y autenticidad

 

Con la democratización y expansión de escenas y movimientos artísticos siempre surge una reacción por parte de algunos buscando la diferenciación (y a veces el desprestigio) de todos aquellos artistas que han surgido y desarrollado su carrera según unos parámetros por lo general arbitrarios. Un intento por evitar la pérdida de significado de lo que los define, algo que ocurre en el punk, ocurre en el flamenco y, por supuesto, ocurre en el indie. Según el criterio de cada uno, Cupido, Amaia, Izal, Taburete o el mismísimo Raphael pueden o no ser indie. Este ejercicio de establecer unos límites o un coto cerrado acaba siendo tan inútil como intentar ponerle puertas al campo, mil opiniones distintas que son válidas solo para la persona que las mantiene.

Con la dilución y el frecuente maltrato de esta etiqueta de género, ¿merece la pena seguir defendiendo ese ideal de indie pop? ¿Sigue existiendo ese espíritu, y si es así, dónde encontrarlo?

Do it yourself desde tu habitación: la era Bandcamp

 

Para llegar a lo más cercano al espíritu original del género en el año 2020, es necesario mirar hacia la escena en eterno crecimiento y sin punto geográfico concreto existente en internet. La aparición a finales de los dos mil de Soundcloud y Bandcamp y los avances tecnológicos a la hora de grabar música han provocado un nuevo ascenso del ideario DIY (do it yourself), en el que producir y hacer llegar a quien quieras tu propia música se ha convertido en algo que cualquier persona con una idea para una canción puede hacer realidad.

Esta nueva situación ha dado pie a un resurgimiento de aquella vertiente llamada bedroom pop, música como su nombre indica, hecha desde un dormitorio para ser escuchada desde la intimidad de tu dormitorio. En España, artistas y bandas como Marcelo Criminal, Rebe, Autoescuela o Caliza han conseguido desde los márgenes expandirse, crear comunidad e impulsar el género a cotas de popularidad antes no conocidas.

Y aún así, un movimiento tan temprano como este ya parece estar en mitad de ser asimilado por la gran industria, como en su primera aparición. Los artistas pasan a formar parte del repertorio de Sony, Warner, o Universal, su particular estética se generaliza, incluso los artistas más reconocibles de este bedroom pop como Clairo se encuentran bajo la duda de haber tenido un ascenso a la popularidad más artificial del que les gustaría admitir.

Al final, lo que hizo realmente memorable a aquella generación de jóvenes que pusieron los primeros cimientos de ese género siempre fue la música que hacían en vez de cómo la hacían. Fueron las canciones, pegadizas, sorprendentes e irreverentemente anti-cool las que hicieron que este grupo de gente se ganara su pequeño hueco en la historia de la música pop. Y al fin y al cabo la autogestión sigue viva y no va a morir, ya sea en el indie pop o en cualquier otra disciplina, ya sea en internet o en tu ciudad. Este es el verdadero espíritu y el que sigue vivo en las manos de nuevos artistas. Eso es lo que verdaderamente importa.

Indie pop, Daniel Johnston

Autor de este artículo

WWW.AURECORDS.ES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

El último concierto

La música en viu es queda en silenci

Parlem amb representants de les sales i l’administració sobre la crítica situació en la qual es troba la música en viu arran de la campanya ‘El último concierto’.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat