Yungblud: Locura desatada y muchos, muchos pelos rojos

Yungblud (Dominic Harrison), el fenómeno viral del pop-punk adolescente, hizo las delicias de sus fans en su primer concierto en Barcelona reventando la sala Razzmatazz.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Banner Suscripciones QN horizontal

PUBLICIDAD

Cuando das un concierto por primera vez en una ciudad, tienes una presión añadida. Yungblud pudo dormir bien la noche del martes pasado, porque aparte de no dejar ni una gota de sudor por sacar, un cálido, joven y porque no decirlo, loco público se encargó de que el artista se sintiese como en casa. Aquí tenemos fama de intensos, pero lo que yo vi el otro día no se compara a nada que hubiese visto antes.

Dominic Harrison (Yungblud), procedente de Doncaster (Inglaterra), es un joven de 23 años conocido por dar voz a una generación de jóvenes, representando sus inquietudes y preocupaciones, y utilizando la música para unirlos y representarles. Con un estilo punk desenfrenado (aunque a veces un poco popero) tiene la misión de hacer con su música críticas sociales que defiendan a toda su comunidad de fans. Un joven en apuros que, con más de 4 billones de streams en todo el mundo, se ha convertido en una aclamada estrella mundial.

Más de una prenda fuera

 

Con la puntualidad británica que se les caracteriza, después de un teloneo por parte de Nova Twins que calentó el ambiente como debía, apareció el artista con la sonrisa (casi como la del Joker) que tanto le caracteriza. Strawberry lipstick abrió la noche y, con una energía sobrehumana, Yungblud hizo que todo Razmatazz despegase los pies del suelo. De un lado para otro, corriendo, saltando, bailando, no podía estarse quieto. Solo añadiré que, se quitó la chaqueta de traje que completaba su outfit corto de colegialo, tras la primera canción. Continuó con Parents, canción que me atrevería a decir que no había persona en la sala que no se supiese (unos padres que tenía detrás levantaron la ceja, supongo que por la parte que les tocaba en la letra de la canción, ups). Acabó el primer bloque con superdeadfriends, que hizo que se quitara otra prenda, la camisa, esta vez.

Llegó The Funeral, que volvió loco a todo el mundo, y tras él, uno de los momentos más bonitos de la noche. Después de I love you, will you marry me, Dominic coreó con el público el estribillo de la canción a capella durante más de 3 vueltas. Ver gritar a todo Razzmatazz a la vez y haciendo que vibrasen las paredes, le dejó sin palabras: “whaaaaat? this is fuking crazy, i love you Bacelona”. Weird! le hizo lanzar al público muchos besos como agradecimiento y en mars agarró una bandera bisexual del público y gritó “This night you can be what you want to be without jugement”. Yungblud, you’re doing amazing, la verdad.

Cuidar de quien te cuida

 

Me gusta remarcar siempre la relación de los artistas con los fans. Cómo fangirl de diferentes grupos y fandoms sé lo que es sentir en tu propia piel, que tu mundo cobra sentido gracias a un artista y que te hace sentir la persona más feliz del mundo. Yungblud se pasó el juego y es que en Fleabag, una de sus canciones más conocidas, subió a un fan al escenario. Raúl (@riulah en twitter) agarró la guitarra eléctrica y le acompañó durante toda la canción. Fue mágico y estoy segura de que es algo que no olvidará en la vida. La química con el público se vuelve a hacer evidente en kill somebody, donde los instrumentos se apagan y solo quedan las voces de los fanáticos y la suya propia, sin micro ni nada.

La histeria seguía, su rodilla sangraba, pero a nadie parecía importarle lo más mínimo. Jamás vi sudar ni entregarse tanto a alguien en un escenario. Si tuviera que poner algún pero, sólo podría poner uno y es que tendrían que haberle pegado el micro a la cara, porque con tanto salto, ponérselo delante de la boca era tarea complicada. God save me, but drown me out hizo que los flasehs se levantaran y a su vez, carteles de un fanproject donde podía leerse: “The future is bright because we are in it”, con el que Yungblud se emocionó y esperanzó a los jóvenes con un “this is the generation that can make a fuking change”. Para acabar, cómo cualquier buen rockero, no podía irse sin tirarse cerveza por el pelo o tirar los platillos de la batería al suelo. Así lo hizo en la última canción, Machine Gun.

El concierto concluyó y vi como los fans salían despavoridos por la puerta. No entendía nada hasta que escuché decirles que Dominic siempre salía a hacerse fotos después de los conciertos. La importancia de cuidar al fandom de la que hablaba antes, ¿veis? Cuidar de quien te cuida, y siempre ser agradecido. Si algo aprendí ese día es que tras una apariencia aparentemente tenebre y fría, puede esconderse una persona super cálida y cercana y que tanto los jóvenes con pelos teñidos decolores, como el propio artista, siempre tendrían en ese fandom un sitio al que llamar hogar.

Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Dominic Harrison, Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Dominic Harrison, Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Razzmatazz, Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Dominic Harrison, Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Yungblud | © Víctor Parreño
Concierto de Yungblud en Barcelona. Foto © Víctor Parreño
Razzmatazz, Yungblud | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Hidden Track Records

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Still Corners. Photo © Víctor Parreño

Still Corners: Hay magia en el contacto

La banda de Tessa Murray y Greg Hughes, Still Corners, presenta en la Antiga Fàbrica Estrella Damm su cuarto disco de estudio ‘Slow Air’ (Wrecking Light, 2018).

Enric Montefusco

Enric Montefusco: Una fábula circular

Crónica / ensayo del concierto que dio Enric Montefusco, exlíder de Standstill, en el Casino L’Aliança de Poblenou, presentando su nuevo álbum Meridiana.

Steffen Morrison. © Víctor Parreño

Steffen Morrison: Positivismo

El Mas i Mas Festival abrazó el soul de raíces en la presentación de Soul Revolution, último e introspectivo trabajo del cantante originario de Surinam, Steffen Morrison.

Concierto de Larking Poe en Apolo, Barcelona. Foto © Marina Tomàs

Larkin Poe: Hard desmelenado

El concierto de Rebecca y Megan Lovell, Larkin Poe, prometía ser uno de los más destacados de este 2022. La presentación de sus dos últimos trabajos presagiaba un festín opíparo. American roots-rock de primera en el Apolo barcelonés.

Lina_Raül Refree. © Òscar García

Lina_Raül Refree: Emoción sobre capas electrónicas

La actuación de la fadista Carolina Rodrigues (Lina) y del músico y productor Raül Fernández (Raül Refree) es el resultado final de un viaje a en busca de la renovación de la música popular, en este caso, el fado, pero abre tantas puertas que quizás es sólo un inicio.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat