Adriana Calcanhotto: La divina Adriana

La Sala Apolo se vistió de gala para recibir a Adriana Calcanhotto, una de las figuras brasileras más emblemáticas de los últimos 30 años. Concierto de su gira acústica 2022 e incluida en el festival Guitar Bcn.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Acqustic

PUBLICIDAD

Adriana Calcanhotto es compositora, cantante, arreglista, productora, ilustradora y practica tareas docentes, sin embargo, no sabe hacer pan. Debido a esa carencia (frecuente), la extraordinaria creadora de Porto Alegre decidió, durante la cuarentena y antes de desayunar, escribir una canción cada día, faena simple, comparada con hornear un panecillo. Se puso manos a la obra y en 43 días las nueve canciones que componen ya estaban listas para salir a pasear. Disco producido por Arthur Nogueira, con alientos funk y grabado en Rio de Janeiro, ciudad que sustituyó a Coimbra (Portugal) donde residía e impartía clases en su Universidad antes del aislamiento.

Cualquier movimiento de la polifacética artista brasilera es acogido con algarabía por sus adictos y la aparición de estas recientes composiciones, emergían como aliciente para desplazarse hasta la Sala Apolo y volver a encandilarse con el impacto que provoca cada vez que sube a un escenario.

Permanecer tres décadas entre lo más distinguido del Olimpo musical no es tarea fácil y mucho menos si provienes de un país como Brasil, en el que de cada rama crecen maravillas. Calcanhotto es diferente, inventa prodigios desde la sencillez y hechiza tan solo con su presencia. Preparados para otra sesión de rumoroso hipnotismo.

Prolegómenos y novedades

 

Con puntualidad suiza (brasilera si la hay) Adriana Calcanhotto apareció en escena con su elegancia habitual. A ella no le hacen falta decorados o iluminaciones cegadoras (aunque en el espectáculo Maré de 2008 utilizó esas bazas) para enamorarte con una única y penetrante mirada. Debido a la escrupulosidad horaria, algunos fans (la comunidad brasileña de Barcelona en pleno) llegaron rezagados, pero ni así lograron llenar una Sala Apolo que ofreció un aspecto algo desangelado. Ya se sabe, el calor lleva a la playa y los conciertos, destinados a espacios cerrados, se resienten. Tampoco ayudó la amplitud del local; la intimidad que precisaba la apuesta de Calcanhotto no podía arraigar en esas dimensiones. Con todo, los asistentes se dejaron el alma. El alma y la voz, ya que su diva les dejó vía libre para entonar sus estribillos más famosos y la verdad es que el coro no desafinó en demasía, Brasil tiene buen oído.

El set preparado por la porto alegrense, que rozó la veintena de títulos, consistió en un repaso a su trayectoria más un par de temas de nuevo cuño, quizá esté preparando otro show para ofrecerle vida al citado Só. Del reciente disco, únicamente cantó Corre o munda. La otra novedad fue la estremecedora 2 de junho, basada en los dramáticos hechos acaecidos en la ciudad de Recife en 2020. El relato nos cuenta la desgracia padecida por el niño Miguel Otávio Santana da Silva de 5 años, quien cayó de un 9º por la negligencia de su cuidadora, caso de claras connotaciones racistas: “No país negro e racista, no coracão da América latina, na cidade da Recife”.

Junto a las primicias se permitió el capricho de ofrecer su personal y balanceante lectura del Back to Black (Amy Winehouse) y Resistiré, la cual dignificó; todo lo que toca se convierte en oro. Del resto solo podemos anotar alabanzas y decenas de adjetivos, los obviamos, no acabaríamos.

La magia de la imperfección

 

Adriana arrancó, luciendo brillantes matices vocales, con la señera Esquadros (1992), completando un genial quinteto: Vais saber, Mais feliz, Inverno o Pelo tempo que durar. En este tramo, aparecieron sus virtudes más loables: elegancia, sencillez, esas pausas imbatibles, la facilidad con la que modula su “pequeña voz” y unas codas (beneficiadas del ardor presente) que pule como nadie.

Llegados a la mayúscula samba lenta Era para ser, intuimos un sutil problema vocal. Tanto quiso apurar que la palabra estuvo a punto de quebrarse; leve problema que la convirtió en humana. Esta circunstancia, que en otros cantantes denota carencia de recursos, se revertió en pura emoción, la exquisitez no existe sin quebrantos. El error o los afanes de agradar, muchas veces, producen desatinos; torpezas que rompen la monotonía para engrandecer el espíritu, sin ellas estaríamos perdidos.

Tomándose un respiro y afinando las cuerdas de su guitarra, meticulosamente, fijó el glorioso segmento final.

Devolva-me, Mentiras, Metade y Vambora avivaron su fuerza sonora provocando el delirio. Reforzada, sin miedo al naufragio, resurgió la sublime Adriana. Nadie puede rebrotar, de ese modo, si no posee el poder de los distinguidos. Saboreando un brebaje sanador (no conocemos el contenido de la bonita taza) extasió con Maresia y cerró, su enésimo capitulo triunfal, cosiendo, cual filigrana, Fico assim sem vocé, la canción infantil que la encumbró en su otro rol: Adriana Partimpim

Acariciando notas, provocando lloros o enfervorizando a devotos y recién llegados, a su indescriptible universo (los hubo), Adriana Calcanhotto impartió su enésima masterclass; para ese fin estudió pedagogía.

Si Maria Bethânia, Marisa Monte o Ed Motta le han rendido honores ¿es necesario añadir algo más? Quizás sí, arrodillarse.

Ainda tem o seu perfume pela casa. Ainda tem vôce na sala. Porque meu coracão dispara quando tem o sei cheiro dentro de um libr, na cinza das horas”

Vambora, Adriana Calcanhotto

Concierto de Adriana Calcanhotto en Barcelona. Foto © Dani Alvarez
Adriana Calcanhotto | © Dani Alvarez
Concierto de Adriana Calcanhotto en Barcelona. Foto © Dani Alvarez
Adriana Calcanhotto | © Dani Alvarez
Concierto de Adriana Calcanhotto en Barcelona. Foto © Dani Alvarez
Adriana Calcanhotto | © Dani Alvarez
Concierto de Adriana Calcanhotto en Barcelona. Foto © Dani Alvarez
Adriana Calcanhotto | © Dani Alvarez
Concierto de Adriana Calcanhotto en Barcelona. Foto © Dani Alvarez
Adriana Calcanhotto | © Dani Alvarez

Autores de este artículo

Dani Alvarez

Dani Alvarez

Bolerista y fotógrafo. Como fotógrafo, especializado en fotografía de espectáculos. Dentro de la fotografía de espectáculos, especializado en jazz. Dentro del jazz, especializado en músicos que piensan. Trabajo poco, la verdad.

Acqustic

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Concierto de Hindi Zahra en BARTS

Hindi Zahra: La intérprete

La cantante marroquí Hindi Zahra llega a Barcelona para presentar su tercer disco Homeland en la sala BARTS para el Guitar Bcn.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat