Gambeat Weekend: Un festival muy cuerdo

El Gambeat Weekend Barcelona celebró su décimo cumpleaños por todo lo alto. Un fin de semana lleno de música vivificante que arrancó el jueves 15 con The Undertones encabezando el cartel.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
LEM '22

PUBLICIDAD

En tiempos en los que cualquiera se atreve a crear “música” apretando un botón, que un festival cumpla 10 años, a base de apostar por fierezas tipo rhythm & blues, garaje o punk, es un auténtico milagro.

Para conmemorar el feliz aniversario, la intrépida organización programó un suculento menú dividido en tres escenarios: Pararel·l 62, Sala Upload y Poble Espanyol.

Qualsevol Nit se desplazó a la ex Barts para asistir a la jornada de inauguración. En ella participaron los desvergonzados barceloneses Pantocrator, el histórico grupo de Gràcia Los Retrovisores y la legendaria banda norirlandesa The Undertones que pisaban suelo barcelonés después de más de 15 años sin hacerlo. Esa tardía visita justificaba nuestra presencia y ofrecía más énfasis, si cabe, a la fiesta. Sube el volumen.

Pantocrator

 

Como si hubieran sido tele transportados (Star Trek style) desde principios de los 80, Pantocrator son una recreación de aquella desfachatez regocijante que, a los que ya no peinamos ni un pelo, tanto nos satisfacía. ¿Imperfectos? Muchísimo. ¿Divertidos? No pueden serlo más.

En su caso lo importante no es ser un músico virtuoso ni afinar el canto. Su propósito es, sencillamente, el de entretener, a fe que lo consiguen. Si toca interrumpir un tema, se interrumpe. No existe ninguna regla que cumplir, la improvisación por bandera, tocaron todos sus hits, eso sí. Se lo pasan pipa ellos y de rebote nosotros. No podemos pedir más porqué lo ofrecido es suficiente.

A punto de recibir la primera paliza de improperios, asevero: el verdadero movimiento urbano es el punk y sus variantes próximas. No me vendan fantasías de medio pelo que, a estas alturas, ya cansan. El urbanismo sonoro sólo debería ser permitido a arquitectos zumbados, como estos adoradores de la imagen divina de estilo románico o bizantino. A reírse que son cuatro días.

Los Retrovisores

 

La explosiva versión de Hey Bunny (Los Gatos Negros) con la que Los Retrovisores abrieron la veda, dio paso al mejor soul-pop que podemos escuchar por estos lares.

La nutrida banda (11 elementos) hacía dos años que no se subía a un escenario y su estado mental estaba agitado, ansioso, hasta el punto que quisieron derramar todo el sudor posible para complacer a la audiencia, vaya si lo hicieron.

Su actuación fue una gloriosa eclosión de música dinámica, grácil, apabullantemente vital, deudora del legado de un Bruno Lomas (Víctor, su cantante es gran fan del malogrado artistazo de Xàtiva), Los Gatos Negros, Cheyennes, Los Bravos, Los Brincos o Los Pekenikes. Grupos apartados de la memoria colectiva y que les darían un repaso a las momias rítmicas actuales.

Lo suyo es una respetuosa y efervescente mirada hacia atrás que bascula entre el homenaje y la búsqueda del tesoro perdido. Un huracán sónico que no inventa nada, ni falta que hace. Escuchen Me olvide de ti y lo entenderán todo. Si el pop agoniza (la metafísica es un dislate) no será por culpa de los autores de Sonido Joanic. Enormes.

The Undertones

 

Feargal Sharkey, alma máter de The Undertones, peina canas (64), pero no ha perdido capacidades (el micro lo notó), liderazgo, ni una pizca de la mala leche irlandesa que siempre ha poseído; pronto entraremos en detalles.

El show empezó a ritmo de vendaval con When Saturday comes, Jump boys, Jimmy Jimmy, Teenage Kicks o Get over you, gloriosos balazos de menos de tres minutos que no necesitan aderezo ninguno. Canciones pegadizas embaladas por el rugir de rabiosas guitarras que, a modo rodillo, van triturando todo lo que les pasa por delante. Aquí no se necesitan punteos absurdos ni veleidades de malabarista. Puñetazos al pecho, punto. Lo más terrible es que, pasados más de cuarenta años, nadie se ha acercado a ese letal efecto que ilumina el rock más puro. Ruido del bueno, ya me entienden.

Cuando augurábamos un concierto histórico (acabó siéndolo) el sonido, que hasta ese momento había sido primoroso, les jugó una mala pasada. El entuerto duró una media hora y cortó la salvajada de un tremendo tajo. Acabado el suplicio, las aguas parecieron volver a su cauce y la algarabía volvió a hacer acto de presencia, quizá demasiado.

Un individuo, quien creyó que el punk todavía existe, lanzó un buen chorro de cerveza sobre el cuerpo de Sharkey. El intérprete pidió calma mientras se secaba la pechera. La respuesta del enervado espectador fue tirarle el vaso ya vacío. Sharkey, cabreado, se largó; aquello pareció ser el final. Muchos desfilamos hacia la calle deprimidos y enfadados. A los pocos minutos, se nos anuncia que Feargal volvía a dar guerra.

Desafiante y con un par de bemoles por delante firmó un final catártico con Here comes the summer como principal ariete. El que quiso arruinar la noche quedó en evidencia. Lo cierto es que, en el fondo, todos queríamos un poco de batalla y la hubo, como en los viejos tiempos. El Gambeat inició su décima andadura muy gamberro. Inolvidable.

P.D.: Los que quisieron apartarse un poco de la tralla, pudieron contemplar una hermosa exposición fotográfica con espléndidos trabajos (algunos picantillos) de artistas como el malogrado Xavi Mercadé y nuestro querido Aitor Rodero, fotógrafo oficial del evento desde hace cinco años. Bonito regalo visual.

Autores de este artículo

Marina Tomàs

Marina Tomàs

Tiene mucho de aventura la fotografía. Supongo que por eso me gusta. Y, aunque parezca un poco contradictorio, me proporciona un lugar en el mundo, un techo, un refugio. Y eso, para alguien de naturaleza más bien soñadora como yo, no está nada mal.

Halley Records 2022

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Concierto Burning + Desvariados Barcelona

Burning: puro rock&roll

Burning llevaron su puro rock&roll a la Sala Apolo de Barcelona durante su gira Corre conmigo. Les acompañó el grupo madrileño Desvariados.

Enric Montefusco

Enric Montefusco: Una fábula circular

Crónica / ensayo del concierto que dio Enric Montefusco, exlíder de Standstill, en el Casino L’Aliança de Poblenou, presentando su nuevo álbum Meridiana.

Rocío Márquez: La heterodoxia más ortodoxa

La reinterpretación de los los hallazgos de Rocío Márquez en el mercadillo de antigüedades de ‘El Jueves de la calle Feria de Sevilla’ –motivo de su nuevo trabajo– nos hizo estremecer en su presentación en Barcelona.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat