Macy Gray: Talento enigmático

El pasado jueves 15 de octubre, la Sala Apolo acogía el concierto de Macy Gray en Barcelona. En él, la artista de R&B y soul estrenó nuevo disco, titulado ‘The Reset’, y banda, The California Jet Club.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Banner Suscripciones QN horizontal

PUBLICIDAD

Habíamos visto a Macy Gray en concierto en sus anteriores visitas a Barcelona (2010 y 2017) y siempre nos había quedado un sabor agridulce. 

La cantante y actriz de Ohiod eslumbró en 1999 con el álbum de debut, On how life is (Grammy incluido) y parecía que el relevo de las grandes estrellas del soul-jazz estaba servido. Su carrera no ha sido del todo errática ni en calidad ni en volumen de trabajo (11 discos en total), pero no ha acabado de cuajar completamente. Y, por supuesto, tampoco ha desbancado a ninguna de las emperatrices del excitante género. Quizá porqué sus directos siempre incluyen algún déficit manifiesto, sea por confusión o desidia.

Llegados a 2022, la ecléctica artista (a veces demasiado) necesitaba transformarse. Para ello ha reunido un nuevo cuarteto de músicos, The California Jet Club (pomposo nombre) con quienes ha grabado The Reset, un disco nada desdeñable que, en teoría, está presentando en una larga gira. Y hablamos de suposiciones, ya que tanto en Zaragoza como en la sala grande del Apolo barcelonés únicamente sonaron un par de temas. Detalle que no pareció importar a sus fans que casi llenaron el recinto.

Reggae salvador

 

I’m so happy you here, rezan los primeros versos de la introductoria Glad you’re her, ideal bienvenida y primera demostración que, si bien el flamante combo poseía solidez, tampoco estaba para muchos alardes. Acabó de confirmarlo Caligula y I’ve commited murder, canciones presentadas sin garra y que acusaron la monotonía impuesta por el plomizo ritmo del baterista Tamir Barzilay. Barzilay abusó tanto de la fuerza que tapó cualquier atisbo cadencioso de sus compañeros, incluso el de la reina de la fiesta. Afortunadamente pronto llegaría la calma.

El cambio radical se produjo con Fly me to the moon, donde aparecieron las indiscutibles aptitudes de, como ella misma se considera, una cantante de jazz. Al clásico escrito por Bart Howard (1954) le sucedió una Nothing else matters (Metallica) llevada a su terreno con habilidad y fiel ejemplo de las variantes estilísticas comentadas al inicio.

En medio del desconcierto, apareció la tabla salvadora de los ritmos jamaicanos. Nuestro amigo Barzilay bajo el pistón, conduciendo con pericia la base rítmica. En el tríptico Still/She ain’t right for you/Sweet baby, apareció la mejor Gray, la de voz sinuosa y desgarradora. Aquella que parece desafinar, pero conduce esa rareza hacia el punto de la frecuencia inconfundible, la innegociable. Una portentosa lectura de Witness acompañada de la novedosa Every night, cerró el período más apasionante de la velada, exceptuando el dignísimo final. El caos arribó segundos después.

Cambio de vestuario

 

En uno de aquellos dislates a los que ya nos tiene acostumbrados, la norteamericana aprovechó la visita al camerino para obsequiarnos (ella o quien ideó el disparate) con un intolerable DJ Set de radio fórmula que en nada se relacionaba con lo anteriormente escuchado. Por si fuera poco, el bajista Alex Kyhn se recreó en un solo imposible del We are the champions, tan coreado como absurdo y fuera de contexto. Veleidades dolorosas.

Reconciliación y tremenda despedida

 

Aparcado el desvarío, Macy Gray reapareció con un bonito vestido y las fuerzas renovadas. Atacó rabiosamente Relating to a psychopath (oscurecida por otro solo estéril de Kyhn, lo enmendó el teclista Billy Wes con un certero apunte de rap) y bordó Do something, pedazo de tema, de lo mejorcito del show.

Envalentonada, se propuso dar lustre a la desprestigiada disco music (malditos prejuicios). En este destacable tramo, surgieron Disco Song, la grandiosa (pese a quien pese) Da ya thing I’m sexy? y Sexual revolution, enésima variación de rumbo que en este caso sí propició los efectos deseados.

Cuando entona I try todo se detiene y los seguidores trepidan, por algo es su composición fetiche. Le hicieron casi todo el trabajo, desgañitándose en cada una de las estrofas cual perfecto coro. Tanto se animaron que hasta apareció un espontáneo muy aplaudido por el esfuerzo, la verdad es que no lo hizo mal, charlotadas aparte.

El espectáculo, en sí, había acabado, aunque quedaban los habituales añadidos que, ocasionalmente, no necesitaron de la reclamación de los presentes. Con un poderío vocal tremendo, para el tiempo transcurrido (90 minutos) cantó First time apasionadamente, se recreó en la reciente balada Thinking of you (una preciosidad) y brindó un White man, con genuino aliento góspel. Cuando quiere puede, no es ningún secreto.

Tal fue la fuerza emocional del cierre que se nos olvidaron los innegables errores del tramo intermedio. Macy Gray es una intérprete como la copa de un pino. Sin embargo asiduamente le pierden los aires de diva y alguna que otra extravagancia, como dar la espalda al público o desaparecer cual Houdini de escena (no fue el caso).  Quizá juegue deliberadamente con el truco del alquimista o el de aquellos tenores que se guardan un aplastante agudo para finalizar el aria, escondiendo de ese modo supuestos deslices en el eje. 

Macy Gray firmó otra desigual actuación que nos servirá para seguir soñando la perfecta. Quizá llegue ese día; cuando lo gocemos sonarán mil campanas. 

Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs
Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs
Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs
Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs
Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs
Concierto de Macy Gray en Barcelona. Foto © Marina Tomàs
Macy Gray | © Marina Tomàs

Autores de este artículo

Marina Tomàs

Marina Tomàs

Tiene mucho de aventura la fotografía. Supongo que por eso me gusta. Y, aunque parezca un poco contradictorio, me proporciona un lugar en el mundo, un techo, un refugio. Y eso, para alguien de naturaleza más bien soñadora como yo, no está nada mal.

MOVES 'Indian Sobotage'

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Kate Tempest. Foto © Indi van Vega

Kate Tempest: El poder de la palabra

Kate Tempest hace sold out en La [2] de Apolo de Barcelona, regalando a su publico un recital de hip hop y dub poetry que se centra en los temas de su último lanzamiento discográfico, el magnífico ‘The Book Of Traps And Lessons’.

Sevdaliza - Sónar by Day 2019 | © Víctor Parreño

Sónar by Day: Personas del futuro

Bad Gyal, Dellafuente, Cecilio G, Virgen Maria, Sevdaliza, Arca y Masego, entre otros, han sido los principales protagonistas del caluroso Sónar de Día.

Concierto de Madness en Barcelona. Foto © Aitor Rodero

Madness: Sana chifladura

Cuarenta y seis años después de su fundación, Madness siguen picando piedra. En un regocijante concierto del Festival Jardins de Pedralbes volvieron a mostrar la calidad y vigencia de su acreditado ska-pop.

Bilal. Foto © Marina Tomàs Roch

Bilal: Is that jazz?

El cantante de Philadelphia Bilal hizo gala de su amplia gama de registros que va del jazz y al R&B pasando por el soul, en la presentaión de su último trabajo ‘In Another Life’ en La [2] de Apolo.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat