Lola Marsh: “Nuestra música busca el viaje emocional propio de una película”

Lola Marsh, el dúo israelí de indie-pop formado por la cantante Yael Shoshanna Cohen y Gil Landau, vuelven para presentar ‘Someday tomorrow maybe’ en la sala Razzmatazz el próximo 27 de abril.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Kae Tempest. Houston Party

PUBLICIDAD

Hace cinco años irrumpieron con Remember roses (Anova Music, 2017) y en 2020 se consolidaron con Someday tomorrow maybe. La trayectoria de Lola Marsh empieza a tomar formas importantes. Sus nombres son Gil Landau y Yael Shoshana Cohen, y su música ya rodea el mundo, desde su Tel Aviv natal hasta los Estados Unidos. La gira de su segundo disco se vio truncada en 2020 a causa de la pandemia, y hoy hablamos con ellos para descubrir lo que se esconde detrás de este último lanzamiento.

Desde Remember roses a Somedoy tomorrow maybe han pasado cinco años… ¿cómo ha crecido Lola Marsh como banda a lo largo de ese tiempo?

Yael: Aprendimos mucho al lanzar Remember roses. Aprendimos qué hacer y qué no. Considero que este álbum (Someday tomorrow maybe) hemos podido prepararlo más a nuestra manera. Gil lo ha producido, así que podríamos decir que es más casero. En general ha sido más fácil porque teníamos más claro lo que buscábamos.

Gil: También porque nos conocemos mejor el uno al otro, comprendemos mejor lo que el otro quiere. A lo largo de estos años hemos girado mucho juntos, nos hemos ido acomodando a la otra persona lentamente.

Lola Marsh. Foto © Michael Topyol
Lola Marsh | © Michael Topyol

¿Y cómo veis vuestra evolución entre los dos álbumes? En ambos trabajáis un fuerte contraste estilístico entre canciones, logrando así que, ya desde lo formal, quede bien dibujado lo que queréis contar, esta especie de narración con elementos muy bien delimitados entre sí.

Y: Pienso que tenemos diferentes colores dentro de Lola Marsh: por un lado tenemos estas canciones grandes, épicas, dramáticas; por otro algunas más pequeñas y delicadas; en último lugar otras que podríamos denominar festivas, como Wishing girl o Only for a moment. Tenemos hijos de todo tipo; los queremos a todos por igual.

G: Para mí, para empezar, es interesante escuchar lo que la gente pueda decir sobre el disco. Nosotros estamos dentro del proceso, así que siempre proporciona perspectiva saber lo que siente la audiencia sobre los dos álbumes, qué diferencias pueden encontrar entre ambos. Para nosotros creo que es más difícil poner el dedo sobre estas diferencias, aunque podemos intentarlo: yo pienso que el segundo funciona de forma más cohesionada.

Y: ¡Aunque sigue siendo muy dinámico!

G: De hecho pienso que está cohesionado gracias a lo dinámico que es. Hemos ido a por ese rango de dinamismo al perfilar la identidad del álbum.

Y: Es que creo que esto es parte de nuestro ADN: somos personas que encontramos algo interesante en los álbumes que nos ofrecen diferentes estilos, diferentes colores. Algo así como una película, en la que tienes momentos emocionantes que te hacen llorar y otros con los que te ríes: buscamos este tipo de viaje emocional. El asunto de ser dinámicos también forma parte de lo que somos ya no como músicos, sino también como individuos.

La mirada está siempre puesta sobre los sentimientos del día a día, sobre cómo esa nostalgia golpea la rutina y no sobre el pasado en sí.

En las entrevistas que concedisteis al lanzar Remember roses hablabais mucho sobre la noción de fijar el presente y ser conscientes del lugar del tiempo que vivimos; no sé si estoy en lo cierto, pero en Someday tomorrow maybe percibo una mirada más abierta sobre el tiempo, con más tendencia a reflejarse en el pasado y, de un modo más lateral, en el futuro.

Y: Yo pienso que es verdad. Creo que este es un álbum nostálgico; que el pasado está con nosotros a lo largo de sus canciones.

G: ¡Pues yo creo que este álbum lo es menos que el anterior! Creo que Someday tomorrow maybe trata más sobre el presente que Remember roses: es verdad que muchas de sus canciones tienen ese elemento nostálgico, pero la mirada está siempre puesta sobre los sentimientos del día a día, sobre cómo esa nostalgia golpea la rutina y no sobre el pasado en sí.

¿Cuál es el balance, en vuestra escritura, entre el peso de la biografía y el de la ficción?

G: ¡Esto es interesante!

Y: Incluso dentro de una canción se puede ver cómo combinamos las dos cosas. Por ejemplo, Four long seasons es un constante entrelazado de ambas: su primera frase es ‘you told me you’re in love with someone else’, la cual yo escribí sin que nunca me haya sucedido, aunque sea uno de mis mayores miedos. Después, sin embargo, hablo del verano de 1998 y de mi primer beso, algo que sí me sucedió. Aquí entra también en juego el asunto de que en Lola Marsh, al final, escribimos entre los dos: al ser dos personas, es casi imposible que una canción sea estrictamente personal. Casi siempre acaba siendo una combinación de nosotros dos.

Lola Marsh. Foto © Michael Topyol
Lola Marsh | © Michael Topyol

Yo traigo la historia, ambos escribimos juntos la música y Gil se hace cargo de la producción. Cada uno asume su rol.

¿Cómo os las arregláis, escribiendo juntos, para capturar simultáneamente la esencia de lo que ambos buscáis transmitir?

G: Pienso que es muy importante que cada uno se asiente en su rol. En este disco yo estuve más dedicado a la producción, Yael era quien contaba las historias. Después, podíamos sentarnos juntos en una habitación durante seis horas y hablar sobre el material: yo comparto o modifico alguna frase y ella decide si integra el cambio en lo que está escrito. Four long seasons, por seguir con el ejemplo, lo refleja bien: empezó como algo personal de Yael y después, a partir de eso, ambos comenzamos a construir en torno a conceptos más generales.

Y: Esta canción en particular está construida como si contuviese dos canciones distintas. Yo traigo la historia, ambos escribimos juntos la música y Gil se hace cargo de la producción. Cada uno asume su rol. Nos ha llevado un tiempo establecer el organigrama de este proceso, y pienso que aún estamos trabajándolo. Pero creo que, mientras escribimos, realmente somos capaces de dar espacio al otro.

G: Pienso que es importante, sobre nuestro proceso de escritura, que hay ego, pero no demasiado. Yael escribe algo de salida, sí, pero está muy abierta siempre a recibir consejos. Yo me siento libre de decir si algo me suena bien o me parece demasiado cliché.

Y: Sí. Cuando escribes con alguien tienes que acudir siempre con la mente abierta.

G: Y no te puedes enamorar de ninguna idea.

Y: ¡Bueno! Y si lo haces es importante intentar que el otro vea el porqué de ese amor: tenemos que verlo y sentirlo ambos.

Enlazando con el tema de haber colaborado con la serie Better Call Saul, y con que You’re mine esté en la banda sonora de la secuela de Netflix de A todos los chicos de los que me enamoré: ¿cómo os ha influido haber ido ganando repercusión en la escena internacional a lo largo de los últimos años? ¿Cómo os hace sentir vuestra posición actual en la industria musical?

Y: Creo que cada experiencia nos ayuda de una manera determinada. Better Call Saul cambió algo para nosotros, nos dio la confianza para convencernos de que este álbum podíamos producirlo nosotros solos. Sobre nuestra posición en la industria… la verdad es que no pienso en ello. Estoy contenta de que tengamos oportunidades y siento que tenemos muchísima suerte de tenerlas, pero mi actitud respecto a ellas no es otra que la de seguir aprovechándolas, haciendo música y actuando.

Creo que fue en 2014 cuando tocasteis en España por primera vez, en el Primavera Sound. No sé si sentís que hayan pasado ocho años o muchísimos más.

Y: Parece que hayan pasado veinte. El festival es increíble y nosotros estábamos empezando entonces. Me gustaría muchísimo volver ahora, porque nuestro sonido ha evolucionado mucho: en 2014 Lola Marsh estaba naciendo; hoy es una cosa más clara, más definida.

G: Está siendo muy divertido asistir a este crecimiento, a cómo cada vez más gente recibe nuestra música y reacciona ante ella.

Y: Hay personas que nos envían mensajes diciendo que se están casando con nuestras canciones. ¡Eso es el éxito para mí: conseguir que la gente se case con nuestras canciones!

Autor de este artículo

Hidden Track Records

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Aretha Franklin - © Jonathan Medina

Aretha Franklin: poner voz a la revolución

A Aretha Franklin la nombraron ‘Queen of Soul’, pero no fue solo la reina de la música, también de movimientos sociales y durante años dio voz a aquellos que no la tenían. Hoy hubiese cumplido 78 años y nosotros la (re)descubrimos a través de 5 claves que nos acercan a una artista que hizo política desde el escenario.

Terrosrists of Romance

Terrorists of Romance: ¿Qué hacer cuando se nos parte el alma?

Terrorists of Romance es el proyecto musical de Vanessa Salvi, compositora e intérprete con una mezcla de raíces italianas y noruegas. Acaba de presentar ‘After you left’ y comparte con nosotros algunas reflexiones sobre como superar la pérdida de alguien muy querido.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat