Rocío Márquez & Bronquio: Rave flamenca

La cantaora Rocío Márquez y el productor Bronquio presentaron, en la sala Av. Paral·lel,62, Tercer Cielo, su primer trabajo en sociedad. El Grec 2022 arriesgó para ofrecer un concierto atrevido.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
QN Mixtape 2022

PUBLICIDAD

A pesar de las excelentes críticas recibidas, el primer contacto con Tercer cielo (Universal, 2022) me dejó bastante frío, sensación en el fondo agradable debido al abrasante calor que nos acompaña este mes de julio. Bromas aparte, este abrazo entre el flamenco y la electrónica, proyectado por la cantaora onubense Rocío Márquez y el temerario productor jerezano Santiago Gonzalo, alias Bronquio, ofrece tantas esperanzas como dudas. Ya no se trata de apuntarse a la ortodoxia extrema sino del vicio de aplaudir, a la ligera, cualquier cosa que se aleje de lo mínimamente convencional.

El respeto hacia estos dos artistas, punteros en sus campos respectivos, debería ser forzoso. Otra cosa, bien distinta, es clasificarlo de sublime o hacer comparaciones odiosas que no les benefician en nada. De Omega sólo habrá uno en la historia y fue obra de Enrique Morente. Genio irrepetible quien aparece sampleado en el disco al igual que Caracol. Quizá Rocío y Santiago sí saben el terreno que pisan, los aduladores desmesurados puede que no.

No es la primera vez, ni será la última, que el flamenco quiere salir de un supuesto atolladero y reinventarse, maniobra, a menudo, innecesaria. Lo que hizo Camarón con La leyenda del tiempo y el citado Morente es harina de otro costal. En el fondo se trataba de una evolución lógica contraria a la impostura. En el universo de la hondura, el sentimiento no se fabrica, o sale libre o mejor no generarlo. Demasiado tiempo gastado para, posteriormente, volver al punto de partida.

En cualquier caso, la propuesta es lo suficientemente tentadora e incluso morbosa para dedicarle tiempo y escrutarla con detenimiento y rigurosidad. Voces sabias nos habían avisado de que su traslación al directo aportaba elementos que se perdían en una grabación que, en mi modesta opinión, abusa de la oscuridad y se muestra más nimia de lo que aparenta; las multinacionales obran proezas.

Elegancia escénica y contrastes

 

Nuestro ilustrado soplón (llamémosle Señor G) tenía razón: con la elegante puesta en escena (que variará según las condiciones del recinto) y la magnética presencia de Rocío, la cosa cambia, pero musicalmente no acaba de coger el tono adecuado y se estrella con la confusión.

El inicio impacta: la cantaora (únicamente vestida con una media estampada) se arrastra, cual reptil, cruzando de punta a punta el escenario. Por el camino irá entonando la canción milonga que inaugura el disco: Paraíso. Cuántos cuerpos por venir. “Si me levantas el pelo verás mi frente marcá por la navaja del tiempo”. Antes de continuar con Exprimelimones (bulerías escondidas tras los sonidos pregrabados por Bronquio), Márquez ya se había cubierto el cuerpo con un capote de color ocre, movimiento bello y discreto.

En un espectáculo conceptual, poco apto para los aplausos entre tema y tema (los hubo y desaforados) encontramos relámpagos estéticos brillantes, todos protagonizados por la onubense, cuyo gracejo se zampó, sin remisión, al desaliñado productor. Para muchos en este contraste radica la gracia del juego, uno lo encuentra postizo y deshumanizado. Los choques culturales pueden crear prodigios, aunque también importantes deslices. Lanzar sonidos, claramente “urbanos”, como los de la instrumental El Mengue y La zarabanda casándolos, a los pocos segundos, con la intensa seguiriya La piel#2 pasma, sin duda, no obstante, el descontrol fue notable, descolocándolo todo. Aquí la supuesta hermandad saltó por los aires.

Rocío Márquez afinó bien, encajando su cante con las grabaciones de modo casi perfecto, sin que se notaran los empalmes, tarea nada sencilla. Se encaramó a la mesa de mezclas entonando Un ala rota, bordó Droga cara “Voy a parirme a mí misma” y traspasó la cortina de atrezzo para envolverse con ella, transformándose en la Virgen de Fátima.

El Tercer cielo es ella, motivo suficiente para subirse a él. A pesar de estas bondades (las únicas) su actuación, neutralizada por la maquinaria, fue bastante inferior a la que tuvo lugar hace tres años en L’Auditori, durante la presentación del álbum Visto en el jueves (2019). La pureza me vence, es inevitable.

Falta de espontaneidad

 

Sería de necios criticar el atrevimiento, en él se sustenta alguno de los mejores hallazgos de la historia de la música. De todos modos, en esta búsqueda de caminos poco explorados (escuchen el New Hondo de El Turronero, 1980) la osadía parece algo tramposa. Los hallazgos visuales (Rocío apareciendo como una sombra desde el fondo mientras suena la voz de Enrique Morente) son de nota, pero resultan tan milimétricos que no hay lugar para la improvisación (algún desmán fútil del jerezano y poco más) y la frialdad se apodera del sentimiento.

Nos preguntamos, sin ánimo de importunar, cuánta autenticidad existe en esta aventura, si realmente rompe moldes o cuánto durará el sonido de las guitarras “autotuneadas” en la memoria del pueblo.

Sinceramente me cuesta responder a esta cuestión de inmediato. Conteniendo cosas que no cuadran, este salto mortal debe ser estudiado meticulosamente.

Los que ya tienen la respuesta son los espectadores que abarrotaron la Sala Paral·lel 62 (ex BARTS) y les despidieron puestos en pie con una furor pocas veces contemplado.

El fenómeno existe. ¿Será oro todo lo que reluce? El tiempo lo aclarará.

Rocío Márquez & Bronquio. Foto © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio | © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio. Foto © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio | © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio. Foto © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio | © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio. Foto © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio | © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio. Foto © Dani Alvarez
Rocío Márquez & Bronquio | © Dani Alvarez

Autores de este artículo

Dani Alvarez

Dani Alvarez

Bolerista y fotógrafo. Como fotógrafo, especializado en fotografía de espectáculos. Dentro de la fotografía de espectáculos, especializado en jazz. Dentro del jazz, especializado en músicos que piensan. Trabajo poco, la verdad.

Hidden Track Records

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Kiko Veneno. © Òscar García

Kiko Veneno: El arte del cante

Kiko Veneno presentó su nuevo trabajo ‘Hambre’ en sociedad y a su vez trazó una panorámica sobre su carrera de más de cuatro décadas en el Teatre Tívoli.

Still Corners. Photo © Víctor Parreño

Still Corners: Hay magia en el contacto

La banda de Tessa Murray y Greg Hughes, Still Corners, presenta en la Antiga Fàbrica Estrella Damm su cuarto disco de estudio ‘Slow Air’ (Wrecking Light, 2018).

Aiala - Fem(me) Futur. Foto © Aitor Rodero

Fem(me) Futur: Las mujeres también hacemos ruido

El mini festival Fem(me) Futur, que tuvo lugar el pasado miércoles 4 de marzo en La [2] de Apolo, dio protagonismo en su primera edición a tres propuestas emergentes de Barcelona lideradas por el talento femenino y con el nexo común de la música negra.

PS 2022 Weekend 2: Diversidad al poder

El Primavera Sound 2022 cierra con un Weekend 2 marcado por la diversidad de estilos y tendencias, encabezado por las ctuaciones de The Strokes, Dua Lipa, Lorde o Antònia Font.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat