The Magnetic Fields: Oasis de ironía

La formación estadounidense The Magnetic Fields ofrece un delicado recital en la Sala Paral·lel 62 en el marco del Primavera a la Ciutat.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Tina MASAWI

PUBLICIDAD

Después de la tormenta siempre llega la calma. Y después de cinco días de desenfreno festivalero, The Magnetic Fields ejercieron de contrapeso necesario y convirtieron la sala Sala Paral·lel 62 en un oasis de tranquilidad gracias a su concierto de pop minimalista de inspiración folk y buenas dosis de ironía. Los de Boston ofrecieron un recital intimista cocinado a fuego lento dentro de la tercera jornada del Primavera a la Ciutat.

La velada empezó con Castles of America una breve píldora de poco más de 30 segundos que sirvió para que Stephin Merritt, fundador y compositor principal del grupo, demostrara que su grave y aterciopelada voz mantiene el pulso con el paso del tiempo. La siguió I don’t believe in the sun, canción en la que brilló el sinuoso violonchelo de Sam Davol y que forma parte del casi mitológico 69 love songs (Merge Records, 1999), álbum que, como su propio nombre indica, está formado por 69 temas que exploran todas las aristas de las aventuras y desventuras vitales que genera este sentimiento.

Los campos magnéticos, cuyo nombre proviene del conocido libro de André Breton y Philippe Soupault considerado por muchos el inicio del surrealismo literario, se presentaron sobre el escenario sentados, sabedores que la noche iba a dar para mucho. En la celebrada Come Back From San Francisco apareció por primera vez la dulce voz de Shirley Simms, que compensó en todo momento la ronquedad de un Merritt que exhibió su socarronería habitual en Andrew in Drag. Una dosis de mala leche que incluso aumentó durante la delicada en la forma, pero explosiva en el contenido The Day the Politicians Died, buque insignia del último trabajo discográfico de la formación, Quickies (WEA International, 2020), proyecto en el que ninguno de sus 28 cortes supera los dos minutos y quince segundos de duración. “Billions laughed and no one cried / The day the politicians died / Celebrations spread worldwide / The day the politicians died” (Billones rieron y nadie lloró / el día que los políticos murieron / las celebraciones se extendieron alrededor del mundo / el día que los políticos murieron) coreó un público mayoritariamente angloparlante de un festival cuyo futuro en la ciudad parece colgar en estos momentos de un hilo precisamente por disputas políticas. Casualidades del destino.

Contrariamente a lo que marca el estereotipo de concierto de festival, en los que a menudo el público habla, bebe, ríe y está por todo menos por la música; The Magnetic Fields consiguieron captar la atención de un respetable que embelesado con sus melodías durante los más de 90 minutos de actuación. “¿También tenéis talent shows televisivos estúpidos en Barcelona?” preguntó en voz alta un Merritt con su inamovible rictus serio antes de interpretar The Book of Love, canción que ha conseguido trascender por encima incluso de la banda, como demuestran las más de 31 millones de reproducciones que acumula en Spotify. Tanto, que incluso la formación barcelonesa Mishima le ha dedicado una versión en catalán en su último disco L’Aigua Clara (The Rest Is Silence, 2022). Consciente de la dimensión de esta pieza, Merritt optó por exagerar y sobreactuar en cada uno de los graves, como si pretendiera caricaturizar su propia obra. “Después de componer esta canción sentí la necesidad de componer la contraria”, apuntó con una media sonrisa antes de encarar la hilarante The Biggest Tits in History.

Otro de los elementos que construye el universo simbólico de la banda estadounidense es el amor por los bares. En este sentido, Stephin Merritt ha expresado en múltiples ocasiones que compone sus temas en ellos. De hecho, ha llegado a confesar que cuanto más oscuro y recóndito es el establecimiento, más se inspira. Esta fascinación se palpó perfectamente en 02. Be true to your bar, corte que forma parte del 50 song memoir (Nonesuch Records, 2017), mastodóntico proyecto elaborado para celebrar el 50 aniversario de Merritt y que incluye un tema por cada año de vida del autor, arrancando en 1966 y llegando hasta 2015. Una actitud que converge con el espíritu de un Primavera a la Ciutat que, tradicionalmente pensado para ocupar espacios públicos, este año se ha trasladado a diferentes salas de conciertos de la ciudad condal con el objetivo de apoyarlas tras dos duros años de pandemia.

Como Merritt no es demasiado fan de los formalismos en los conciertos, antes de I Wish I Had Pictures ya advirtió que se trataba de la última canción de la noche antes de los bises, gesto que despertó las risas del público. Tras recibir la primera ronda de aplausos final de rigor, y tras una breve finta de marcharse, The Magnetic Fields cerraron su participación en el Primavera Sound 2022 con una versión reducida de 100,000 Fireflies, primer single que publicó la banda allá por 1991.

Horas antes, la jornada en Paral·lel 62 había arrancado con los siempre dicharacheros Hidrogenesse. El dúo de art-rock electrónico desplegó toda su simpatía habitual presentando su flamante nuevo álbum Jo Jo Bo Bo (Austrohúngaro, 2022). El buen rollo y los ritmos bailables proyectados por Carlos Ballesteros y Genís Segarra hizo que su set acabara sabiendo a poco entre sus seguidores.

Stephin Merritt, The Magnetic Fields | © Víctor Parreño
Sam Davol, The Magnetic Fields | © Víctor Parreño
Shirley Simms, The Magnetic Fields | © Víctor Parreño
The Magnetic Fields | © Víctor Parreño
Hidrogenesse | © Víctor Parreño
Genís Segarra, Hidrogenesse | © Víctor Parreño
Carlos Ballesteros, Hidrogenesse | © Víctor Parreño

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Hidden Track Records

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

La Polla Records. Foto © Víctor Parreño

La Polla Records: Els punkies tenien raó

Gran concert (segon sold out consecutiu al Palau Sant Jordi) del La Polla Records dissabte a Barcelona. Evaristo Páramos, El Drogas i companyia van fer embogir una audiència que feia anys que tenien ganes de retrobar-se amb ells a l’escenari.

Concierto de Ray Colom Quartet. © Òscar García

Ray Colom Quartet: El poder del silencio

Raynald Colom, como buen músico de jazz, hizo ayer dos pases; a las 18.30 horas, con la reinterpretación del ‘Sketches Of Spain’, de Miles Davis, en el Park Güell, con la participación de Vozes, y, por la noche, con su Quartet, en la plaça de Joan Coromines, para el festival BAM.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat