Madness: Sana chifladura

Cuarenta y seis años después de su fundación, Madness siguen picando piedra. En un regocijante concierto del Festival Jardins de Pedralbes volvieron a mostrar la calidad y vigencia de su acreditado ska-pop.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Acqustic

PUBLICIDAD

Madness es un caso atípico dentro del viciado círculo del pop, rock y demás variantes. No tan solo por mantener casi la misma formación (seis de siete) que grabó aquel mítico One step beyond… (1979), si no porqué han salvaguardado el status de banda referencial contra vientos, mareas y usanzas circunstanciales.

Partiendo de un homenaje a su ídolo Prince Buster, los de Camden Town (London) introdujeron la popularidad del ska jamaicano (junto a The Specials y otros grupos ejemplares) en todo el mundo y lo cruzaron con una personalísima visión del pop que ha constituido, con los años, su seña identificativa.

Sea a base de covers didácticos, canciones primorosamente tejidas o vídeos humorísticos y de un ingenio no superado, Chris Foreman, Mike Barson, Lee Thompson y el frontman Graham “Suggs” McPherson (su núcleo duro) han labrado una carrera llena de hits apabullantes que decayó en 1986, provocando la disolución del grupo. La reedición de It must be love (Labi Siffre) en 1991 provoca un retorno en el que confeccionan discos con la enjundia de The liberty of Norton Folgate (2009) o Can’t touch us now (2016).

La Locura llegaba al Festival Jardins de Pedralbes con la maleta repleta de joyas y alguna novedad. Un nuevo paso adelante.

Colores característicos y arranque

 

A diferencia de otros conciertos del festival, en el de Madness, los auténticos fans se comieron a los curiosos.

Seguir a los londinenses es una especie de religión. Durante el previo paseo por los jardines, avistamos numerosas camisetas marca Fred Perry, maduros mods de la ciudad, gorros egipcios (de tendencia verbenera) y sobre todo un ambiente distinto, amigable, colorista, perspectiva de que algo gordo y loco iba a suceder. Las gradas (volvieron a tambalearse en el tramo final) y las entradas de pista (donde se viven las emociones reales) se agotaron. El cuerpo a cuerpo era innegociable, la comunión entre público y “Suggs” & Cía., ineludible. En ese juego de complicidades, radica buena parte del éxito de la empresa, la primera explosión lo confirmaría.

Algunas formaciones se guardan su mejor baza para terminar por todo lo alto, Madness queman naves desde el minuto uno. Tan suculenta es la ristra de pelotazos que pueden permitirse el lujo de abrir con One step beyond… (Suggs gritó Un paso adelante) y saber, a ciencia cierta, que la despedida será igualmente eficaz e incluso más arrolladora si cabe.

Un joyero excepcional

 

El paso inaugural supo a gloria. Versión ligeramente ralentizada de influjos jazzísticos (tremendo solo de saxo), fiel demostración de que utilizar los viejos temas no es, siempre, sinónimo de encasillamiento si se trabaja en la evolución de las canciones. Lo mismo sucedió con Embarrassment, The Prince, su single de debut que gozó de unas preciosas filmaciones con Prince Buster y el primigenio ska jamaicano como protagonistas, My girl o la enorme NW5 de 2009, pieza que contiene un estribillo tan bello como pegadizo: “I would give you everything for just the smile you bring, just to hear that song to sing”. Deslumbrante.

Entre The sun and the rain (Gene Kelly en la pantalla) y la calypsera Wings of a dove (estruendo generalizado) apareció Baby burglar, novedosa producción bien construida, pero a la que le falta garbo. Bastante peor nos pareció If i god mad, la otra primicia. Habrá que ver cómo van encajando.

La instrumental Return of the Palmas 7 cedió el testigo a Shut up y Bed and breakfast man enlazada con Mr. Apples, principio de la “mascletá”.

House of fun (sinfonía de humor con coda de vals), Baggy trousers (Pedralbes bota que bota), Our house (delirio) y una fenomenal lectura de It must be love, temazo que no envejecerá nunca.

Para los bises se guardaron Madness (Prince Buster) y Night boat to Cairo, tremenda versión con filmaciones de momias animadas, motivos egipcios y fragmentos del film Cleopatra con Elizabeth Taylor y Richard Burton.

El amigo Suggs sigue siendo un cachondo. No ha perdido ni una pizca de vis cómica ni su acidez crítica de los inicios. Le lanzaron una bufanda y dijo que tenía frío, se colocó una toalla en la cabeza como si fuera Ramsés y, ante unas imágenes del primer ministro británico Boris Johnson le desafió con mirada taladradora. Genio, figura y cerebro. Que vaya cumpliendo aniversarios, se le necesita.

La rumorología escribe que les queda poco para el retiro. Los criticones les incluyen entre las supuestas momias de un evento en el que no se para de danzar. Si Madness están momificados, el cronista también quiere embalsamarse.

Simply Red, Chic, Madness. Don’t stop the dance.

Madness, madness. I call it gladness, well if this is madness”

Madness, Prince Buster

Suggs, Madness | © Aitor Rodero
Chris Foreman, Madness | © Aitor Rodero
Concierto de Madness en Barcelona. Foto © Aitor Rodero
Suggs, Madness | © Aitor Rodero
Lee Thompson, Madness | © Aitor Rodero
Mark Bedford, Madness | © Aitor Rodero
Concierto de Madness en Barcelona. Foto © Aitor Rodero
Lee Thompson, Madness | © Aitor Rodero
Concierto de Madness en Barcelona. Foto © Aitor Rodero
Suggs, Madness | © Aitor Rodero

Autores de este artículo

Aitor Rodero

Aitor Rodero

Antes era actor, me subía a un escenario, actuaba y, de vez en cuando, me hacían fotos. Un día decidí bajarme, coger una cámara, girar 180º y convertirme en la persona que fotografiaba a los que estaban encima del escenario.

Acqustic

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Concierto de Manolo García en el Palau Sant Jordi. Foto © Víctro Parreño / Qualsevol Nit

Manolo García, como un niño brincando en el centro del baile

Manolo García ofreció ayer un extenso concierto en el Palau Sant Jordi con todas las entradas agotadas, donde no faltaron éxitos de El último de la fila y de su carrera en solitario, así como temas de su nuevo disco ‘Geometría del rayo’ (Sony, 2018). Tanto el cantante de Barcelona como su banda de Nueva York, y por consiguiente el público, se entregaron al máximo.

Concierto de Mualatu Astatke en Barcelona. Foto © Víctor Parreño

Mulatu Astatke: El hipnotizador

EL vibrafonista, compositor y padre del Ethio-Jazz, Mulatu Astakte, llegó a la Sala Apolo para ofrecer uno de los conciertos de su actual gira europea.

BAM / La Mercè 19 - María José Llergo. Foto © Víctor Parreño

La Mercè 19 y el Barcelona Acció Musical (BAM)

BAM y Mercè Música. Músicos que no conocías, valores que bien podrían haber llegado antes y lluvia, pero no la suficiente como para dejar de disfrutar de música venida de los cinco continentes.

La Pegatina. © Aitor Rodero

La Pegatina: Divendres de rumba

La Pegatina va presentar el seu últim àlbum d’estudi, ‘Darle la vuelta’ (Warner Music, 2020), a Barcelona en el marc del Share Festival. L’Estadi Olímpic es va omplir de gom a gom per ballar i cantar amb el grup de rumba catalana per excel·lència.

Sombra Alor de Ketekalles. Foto © Aitor Rodero

Ketekalles: Verdades estridentes

El grupo Ketekalles cerró la gira ‘El Pacto Tour’ el jueves 9 de noviembre con un apoteósico concierto en la Sala Apolo de Barcelona.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat