Ant Law and Alex Hitchcock Quartet: Virtuosos con alma

Los británicos Ant Law and Alex Hitchcock Quartet escogieron el Milano Jazz Club para dar vida, en un excepcional concierto, ‘Same Moon in the Same World’, su primera colaboración discográfica.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Banner Suscripciones QN horizontal

PUBLICIDAD

El Milano Jazz Club se ha ganado, a base de tesón, pulcro trabajo y sabiduría en la selección de artistas, el honor de ser la principal referencia jazzística (y otras hierbas colindantes) de la capital catalana.

Para refrendar, nuevamente, la mencionada categoría y jugándosela en medio del puente de la Inmaculada, invitaron a  un dúo estelar que estrena un LP al que The Guardian ha puesto por las nubes.

Deseosos por conocer si el prestigioso periódico británico tenía razón, nos dispusimos a escuchar la traslación en vivo de Same moon in the Same world (Outside in Music, 2022) la recién nacida grabación en comandita de los virtuosos músicos británicos Ant Law and Alex Hitchcock (a la guitarra y al saxo tenor respectivamente). Junto a ellos, Conor Chaplin (contrabajo) y Jeff Ballard (batería), grupo de auténtico lujo.

En la soberbia obra colaboran, entre otros, Joel Ross, Eric Harland (autor de dos piezas) o el pianista Shai Maestro. Ausentes vibráfono, piano, y los adornos que ofrece un estudio, parecía estimulante conocer la verdadera calidad de lo compuesto.

Ant Law and Alex Hitchcock: primera sesión

Un fulgurante ataque de saxo, atenuado por la fina digitación del guitarrista son los primeros destellos de un show que acabó siendo memorable. Inicio de nuevo cuño titulado Tbilisi (no incluido en el álbum) en el que Hitchcock mostró todas sus aptitudes: elegante cuando la melodía se modera y desatado si el ritmo pujante lo requiere. Un loco delicado.

Avanzaron con Don’t wait to long, ensamblada con Vivid. Discurso complejo y difícil de catalogar donde destacó la tremenda conexión entre los dos músicos y un sinuoso Ballard que se fue adueñando de la noche poco a poco.

No les aburriremos con el listado, que cambió por completo en el posterior pase. Lo que sí es importante destacar es que el déficit instrumental respecto al disco no se notó nada en absoluto e incluso sirvió para mostrar las reales entrañas de lo preparado antes de esculpirlo. El extraordinario cuarteto nos las sirvió en bandeja de plata, deslumbrando al público que abarrotó el Milano en la sesión inaugural.

Con la melodiosa Third I y Colours (otra novedad de trazo abstracto) concluyeron la tanda. En estos “colores” relució la prodigiosa técnica del espigado Law quien, cual pintor inspirado, fue tiñendo de diferentes tonos (pasteles o chillones) la sala encarnada de la Ronda de la Universitat.

Ant Law and Alex Hitchcock: segunda sesión

Quizá presintiendo que lo mejor podía estar al caer, algún miembro de la escena jazzística barcelonesa no quiso perderse una segunda exposición, que, si bien no llegó a llenar el recinto, superó en densidad (la espesura puede ser sinónimo de grandeza) lo anteriormente vivido.

Ant Law nos comentaría, más tarde, que el espectáculo estaba concebido de modo indivisible y no encontraba diferencias, sino una continuidad lógica en lo preparado. De todas maneras, el que conoce bien el oficio (David Xirgu, por ejemplo) sabe que conforme los minutos van pasando, los intérpretes van sintiéndose mejor y las mentes se abren hasta límites insospechados; la introducción con Chrysalis confirmó dicha teoría.

Continuando con los estrenos interpretaron Where would we be y en ella, Jeff Ballard se desató; de hecho lo estuvo haciendo desde la campanada inaugural.

El baterista californiano (que llegó a tocar junto a Ray Charles) posee todas las virtudes que debería tener cualquiera que se dedique a jugar con tambores. Sin necesidad de solos interminables para el lucimiento (los fue introduciendo entremedio de las armonías) se convirtió en el eje vertebrador de la actuación. Duro, sibilino, clarividente, ofreció una lección de maestría infinita; sus compañeros lo reconocieron. A su lado, el contrabajista Conor Chaplin, no le fue a la zaga, constituyéndose en el mejor compinche posible. No existe ningún combo de jazz ni ningún otro género que aguante el tirón sin una base rítmica sólida y estos dos tunantes (dicho con todo el cariño y respeto) fueron puro cemento. Aparcando frivolidades, sostuvieron a los dos solistas en todo instante. Se le denomina oficio, lo demás: gaitas.

Abaqua (composición de Hitchcock) y Octopus Pyjama (el cuarto regalo inesperado) cerraron un set glorioso, profundo, de aquellos que te hacen pensar y colocan al jazz como la música con mayor poder de excitación que subsiste.

Afortunados los que lo disfrutaron y también la organización que volvió a ganarse el respeto de músicos, programadores de otros locales y de los que creen que o te la juegas o mueres en la orilla.

Conciertos de esta grandiosidad ennoblecen y eternizan a una sala.

Bravo Milano.

Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Conor Chaplin, Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Jeff Ballard, Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet. Foto © Òscar García
Ant Law and Alex Hitchcock Quartet | © Òscar García

Autores de este artículo

Òscar García

Òscar García

Hablo con imágenes y textos. Sigo sorprendiéndome ante propuestas musicales novedosas y aplaudo a quien tiene la valentía de llevarlas a cabo. La música es mucho más que un recurso para tapar el silencio.

MOVES 'Indian Sobotage'

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

Bad Gyal. Foto © Miguel López Mallach

Bad Gyal: El underground es el nuevo mainstream

Bad Gyal no es la reina del trap. Porque no hace trap. Pero sí es la reina. Eso ya nadie lo pone en duda. Sus últimos logros (disco de oro, firmar con sellos discográficos de los grandes, paso estelar por el Sónar o doble sold out en el Razzmatazz, aunque la lista obviamente sigue) la consagran como una de las voces más underground y a la vez más mainstream del panorama actual.

Texas, Razzmatazz

Texas: Chute de adrenalina

Texas ofreció un concierto en la sala Razzmatazz de Barcelona que encantó a sus fans de los 90 y a los nuevos, pues Sharleen Spiteri rejuvenece con la edad.

RODRIGO LAVIÑA Y SU COMBO. © Marina Tomàs Roch

‘Rodrigo Laviña y su combo’: Disparant art

Al pati d’armes del Castell de Montjuïc va sonar ‘Rodrigo Laviña y su combo’ (Say It Loud, 2021), la nova proposta musical d’Extraño Weys. Els veterans del hip-hop tornen per la porta gran després de set anys de silenci discogràfic.

Triángulo de Amor Bizarro. © Òscar Gracía

Triángulo de Amor Bizarro: Gritando la frustración

El último concierto en el Fòrum antes de la suspensión de las actuaciones en vivo fue un paréntesis de aparente normalidad en el que Triángulo de Amor Bizarro se entregó para hacer llegar su bello ruido al distante público.

Pau Riba

Pau Riba: 50 dioptries

Pau Riba celebra entre amics el cinquantè aniversari d’un dels discos més influents de la història de la música catalana moderna.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat