Kiko Veneno: El arte del cante

Kiko Veneno presentó su nuevo trabajo ‘Hambre’ en sociedad y a su vez trazó una panorámica sobre su carrera de más de cuatro décadas en el Teatre Tívoli.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Relats musicals. Podcast by Qualsevol Nit

PUBLICIDAD

Kiko Veneno, se presentó en el Teatre Tívoli en formato de dúo, junto al guitarrista José Torres, para trazar una panorámica sobre su carrera, que abarca más de 4 décadas, durante las que ha cosechado algunas de las canciones que han formado parte de la memoria musical del país. Más de dos horas de concierto en las que se reivindicó como el gran creador que es.

Inició el recital con La Felicidad, de su recién estrenado Hambre, demostrando que puede defender sus últimas canciones en formato acústico, despojándolas de arreglos electrónicos.

A continuación, mirada al retrovisor y a Los delincuentes, de su canónico Veneno, de 1977, con los hermanos Amador, un ejemplo de cómo rumbear mientras se mira de soslayo al blues, y con esa aparente facilidad para transmitir la vida de la calle con frases sencillas pero llenas de verdad.

Llegó El Lobo López, de Échate un cantecito, su enorme disco de 1992, que presentó como “una de esas coplillas que la gente conoce” y las palmas empezaron a sonar. No podía faltar su versión rumbera de Bob Dylan con Memphis Blues Again, una versión-traición que, en el fondo, es tremendamente respetuosa con el original.

La siguiente versión fue Los tontos, su colaboración con C. Tangana en El Madrileño, que presentó con su proverbial ironía afirmando “no es mía, pero seguro que la conocéis”. Volvió a despojar de aderezos a una de sus canciones con la interpretación de Sombrero roto, que fue coreada por el público que casi llenaba el aforo del teatro. Nueva visita a su celebérrimo Échate un cantecito, con Joselito, que empezó al ralentí y se fue animando conforme pasaban los compases.

En este punto del recital, Kiko Veneno inició un interludio en solitario, dedicado, como explicó, a “las coplillas que marcaron mi aprendizaje”. El periplo se inició con Balada per a un trovador, de Joan Manel Serrat, del disco Ara que tinc vint anys, que Kiko Veneno ha reconocido como una de sus debilidades de entre la producción del cantautor de Sants. También vertió al castellano No demano gran cosa, de Miquel Martí i Pol, que definió como “ese gran poeta al que leyó Guardiola”. Casa cuartel, Seré mecánico por ti y la nueva Hambre cerraron el pase en solitario.

La vuelta de José Torres vino acompañada de la aparición de un tercer músico, Jaime del Blanco, que portaba un curioso violín amplificado con lo que parecía una corneta de fonógrafo. Atacaron Un catalán muy fino y Palabras para Julia, de José Agustín Goytisolo, entre otras.

La dupla final fueron La leyenda del tiempo y Echo de menos. En la primera, tenía todos los números para palidecer frente a Camarón, como así fue. Se resarció con la segunda, seguramente su éxito más grande y que sonó tan fresca como en el ya lejano 1992. Si la panorámica no era suficientemente amplia, en el bis ofrecieron tres temas más: Obvio, En un Mercedes blanco y Volando voy, que enardeció al patio de butacas.

Con su voz en gran estado de forma y las bellas aportaciones instrumentales de José Torres y Jaime del Blanco, lo que parecía un concierto íntimo acabo siendo una gran fiesta, una celebración de la vida y de la obra de este inclasificable creador de clásicos populares.

Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García
Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García
Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García
Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García
Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García
Kiko Veneno. © Òscar García
Kiko Veneno | © Òscar García

Autor de este artículo

Ghost Transmission - Get me high

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

La primera vez de Bebe Rexha

Bebe Rexha en Barcelona (Razzmatazz 2) por ‘All Your Fault International Tour’. El concierto contó, además, con la presencia de Ender y Spencer Ludwig.

Concierto de Mammal Hands en Barcelona. Foto © Víctor Parreño

Mammal Hands: La niebla susurrante

El trío británico, Mammal Hands, envolvió con su niebla al público de La Nau en su concierto del pasado viernes 26 de noviembre en Barcelona.

Concierto de Curtis Harding en Barcelona. Foto © Miguel López Mallach

Curtis Harding: Aplicada madurez

Curtis Harding presentó, en la Razz 2 de Barcelona, ‘If words were flowers’, su último trabajo de estudio. Concierto muy anhelado tras tres años de obligatoria ausencia.

Primavera Sound © Víctor Parreño

Primavera Sound, viernes: Del chill

Todavía con el empacho del jueves, afrontábamos el viernes ‘amb il·lusió’. Para empezar a pillar el ritmo, una buena ración de indie, pop y rock nacionales (Último Vecino, La Bien Querida, Marion Harper y Doblecapa) y, una vez a tono de nuevo, otro tanto de garage, rock alternativo y r&b americano (Waxahatchee, The Breeders y Ryhe).

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat