PS 2022 Weekend 2: Diversidad al poder

El Primavera Sound 2022 cierra con un Weekend 2 marcado por la diversidad de estilos y tendencias, encabezado por las ctuaciones de The Strokes, Dua Lipa, Lorde o Antònia Font.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
MOVES 'Indian Sobotage'

PUBLICIDAD

Después de un primer fin de semana marcado por el rock y el indie, el Weekend 2 del Primavera Sound 2022 llegaba con el pop como principal atractivo. Y la verdad es que no decepcionó. Olvidados los problemas organizativos y de cancelaciones del arranque, casi 240.000 personas disfrutaron de tres jornadas muy intensas de música y fiesta.

Jueves: Dua Lipa reina, Tyler the Creator abrasa

 

Pese a haber actuado en la misma Ciudad Condal la semana anterior, Dua Lipa era sin lugar a dudas uno de los platos fuertes del segundo fin de semana del Primavera Sound 2022. Tanta era la expectación, que la organización accedió incluso a modificar la disposición del escenario Pull & Bear para que la diva del pop y su equipo de baile contaran con una imponente pasarela sobre la que poder desplegar toda la voluptuosidad de su espectáculo. Y la realidad es que el show no decepcionó, y es que la artista británica convirtió la explanada principal del Parc del Fòrum en una auténtica discoteca gigante con un repertorio lleno de hits, en el que presentó su último trabajo Future Nostalgia (Warner Records, 2017), a la que vez que repasó los grandes éxitos que han marcado su carrera.

La poderosa Physical desató la fiesta en el Parc del Fòrum, con una brillante Dua Lipa como maestra de ceremonias, cantando a la vez que dirigiendo las coreografías y buscando continuamente con gestos y miradas la complicidad de un público totalmente entregado. “Hay muchísima gente, estoy emocionada. Hace unos meses no me imaginaba que podríamos volver a vivir esto”, confesó antes de pedir a los presentes que la acompañaran con los coros de Be the one, single con el que dio a conocerse en la escena mainstream allá por 2015. Uno de los momentos álgidos de su actuación fue la interpretación de Fever, en la que Lipa contó con la colaboración de la estrella belga Angèle, también presente en el festival. La función de Dua Lipa también tuvo espacio para la reivindicación. En la parte final, la cantante británica de origen albanokosovar desplegó una bandera arcoíris para reivindicar la diversidad sexual y de identidad antes de entonar Cold Heart, una remezcla realizada por el trío de electrónica australiano PNAU en el que Lipa y Elton John repasan varios de los hits de la leyenda del rock británico como Rocket Man o Sacrifice.

La gran presencia de público británico provocaba que Dua Lipa jugara en casa a orillas del Mediterráneo. Future Nostalgia y Levitating conformaron un explosivo y coreado final de fiesta que dejó a la mayoría de los presentes con ganas de más. En definitiva, la popstar de 26 años demostró una vez más su poderío y dejó claro que no existe actualmente una voz femenina en el mainstream con semejante capacidad de generar hits. Tras las Madonna, Britney Spears, Beyoncé, Shakira o Lady Gaga, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que ha llegado el momento del reinado de Dua Lipa.

Casi sin tiempo para recuperar el aliento, llegó el turno de Tyler, The Creator, uno de los cabezas de cartel que hacía su segunda aparición en la doble edición 2022 del festival. Y lejos de bajar las revoluciones, el rapero californiano dobló la apuesta con una exhibición de histrionismo en el que combinó el rap más duro y caótico, con trazas de pop e incluso funk azucarados.

El rapero estadounidense se presentó en el escenario Estrella Damm enfundado en un anorak y un sombrero de inspiración rusa pese al sofoco generalizado en el Parc del Fòrum. El frenetismo (pirotecnia incluida) de los temas de su alabado CALL ME IF YOU GET LOST (Columbia Records, 2021) como CORSO, LEMONHEAD o LUMBERJACK marcó la primera parte de un show que, a medida que la cabeza del artista iba derramando sudor fruto de sus exagerados bailes y brincos sobre una especie de pradera artificial, derivó hacia el pop de Boredom o See you again, estandartes del celebrado Flower Boy (Columbia Records, 2017). En la parte final, le llegó el turno a su alter ego IGOR (Columbia Records, 2019), que apareció para cerrar la noche con sus abrasivos sintetizadores de I THINK, EARFQUAKE o NEW MAGIC WAND.

Horas antes, mientras los ya veteranos Interpol exploraban los rincones más oscuros del post-punk revival, Big Thief protagonizó en el escenario Plenitude una de las actuaciones del fin de semana. El cuarteto de Brooklyn brilló presentando su nuevo Dragon New Warm Mountain I Believe in You (4AD Ltd, 2022), aparcando por momentos su sonido folk habitual, para atacar algunos de sus grandes éxitos desde una perspectiva mucho más rock, que hizo las delicias del respetable. La formación liderada por la genial Adrianne Lenker hizo gala de su química habitual en un recital solo interrumpido por un pequeño desmayo entre el público. La celebrada Certainty y la frenética Not, con solazo eterno de Lenker de por medio, fueron los momentos más destacados de unos 55 minutos que quedarán para siempre en la memoria de aquellos que estuvieron presentes.

Viernes: The Strokes se pasan de frenada

 

Pocas apariciones se han esperado con tanto deseo en un Primavera Sound como la de The Strokes. Su cancelación en el primer fin de semana por el positivo en Covid-19 de su líder Julian Casablancas no hizo más que añadir más leña a este fuego. La banda de Nueva York llegaba a la cita con todo a favor: un público sediento de su música, una retahíla de himnos generacionales para explotar y, por si esto fuera poco, un último álbum, The New Abnormal (RCA Records, 2020), tremendamente celebrado por público y crítica. Sin embargo, su actuación terminó por dejar un sabor agridulce.

La noche empezó con mal pie, con unos problemas técnicos que impidieron escuchar las primeras estrofas de Bad Decisions. Rápidamente, The Strokes se trasladaron a su zona de confort, es decir, a principios de los 2000, con petardazos como Hard to explain, You only live once, Someday o Reptilia, que desataron la pasión entre el público gracias a las afiladas guitarras de Nick Valensi y Albert Hammond Jr. Sin embargo, los continuos y eternos soliloquios de Casablancas entre canción y canción impidieron en todo momento que el espectáculo adquiriera cualquier tipo de ritmo.

“No es fácil ir de fiesta en el Primavera Sound. Necesitas energía, resistencia y organización”, resumía con acierto el vocalista con ascendencia (lejana) en Catalunya. Tampoco le resultó fácil a Casablancas afinar en The Adults are Talking, con la que el vocalista se retorció por momentos con los falsetes, para acabar cediendo la responsabilidad al público. La traca final de la noche llegó en los bises. Después de una primera finta de marcharse tras Under Cover of Darkness, los estadounidenses interpretaron Threat of Joy, una auténtica rareza de la banda publicada como parte de un single en 2016 y que dejó a gran parte de los presentes con cara de circunstancias.

Mejor sabor de boca dejó la presentación de Lorde, que iluminó el escenario Pull & Bear con su nuevo Solar Power (Universal Music, 2021). Pese a su juventud, la neozelandesa ya se ha convertido en una de las habituales del festival gracias a temas tan luminosos como Royals, Perfect Places o Green Light. Aunque hablando de voces femeninas, imposible pasar por alto la demostración que ofreció Brittany Howard. La cantante escindida de Alabama Shakes se reafirmó como una de las figuras musicales del momento, repasando su álbum debut Jamie (Sony Music, 2019) y dejando alguna versión para el recuerdo, como la inolvidable Your Love Keeps Lifting Me Higher de Jackie Wilson. Por si esto fuera poco, la natural de Alabama también empuñó su guitarra eléctrica para marcarse algún solo al más puro estilo Jimi Hendrix.

Después del derrape de The Strokes, gran parte del público se dirigió al escenario Cupra para observar de primera mano a The Smile, el nuevo proyecto de las dos almas creativas de Radiohead, Thom Yorke y Jonny Greenwood; junto al batería de bandas como Sons of Kemet o Floating Points, Tom Skinner. Y la verdad es que en esta ocasión las grandes esperanzas depositadas en estos tres paladines del rock alternativo de los últimos 25 años sí se cumplieron. Pese a haberse formado como ‘súperbanda’ hace escasos meses, el trío británico mostró una gran compenetración sobre el escenario, haciendo ostentación de todo su virtuosismo interpretativo en temas como Thin Thing, The Smoke o You Will Never Work in Television Again. Los sinuosos riffs de las guitarras, junto al groove de la batería y los ininteligibles falsetes del vocalista de Wellingborough convirtieron su set en una especie de experiencia religiosa, o cuanto menos lisérgica, que salvó para muchos la noche rockera del viernes.   

Sábado: ‘Bentornats’ Antònia Font

 

Con la misma mezcla de ilusión y nervios que desprenden las fiestas de reencuentro de estudiantes que periódicamente organizan escuelas o institutos, cientos de fanáticos de Antònia Font se dieron cita frente al escenario Pull & Bear bajo un sol de justicia. En esta ocasión, aguantar el tremendo calor que hacía en el Parc del Fòrum valió la pena. Con una naturalidad aplastante tras nueve años de parón musical como banda, Joan Miquel Oliver, Pau Debon y compañía se presentaron ante su público como si el tiempo no hubiera pasado, entrelazando temas de su nuevo disco Un minut estroboscòpica (Primavera Labels, 2022) con otros grandes clásicos que convirtieron al quinteto mallorquín en uno de los grupos más influyentes de la música pop en catalán.

Las dudas sobre si todo sería como antes se disiparon en los segundos que duró el primer acorde de guitarra de Oliver, que desató la locura entre los más jóvenes, como siempre ubicados en las primeras filas y que, a juzgar por su edad, estaban presenciando la primera actuación en vivo de una de sus bandas favoritas. La siguieron himnos Me sobren paraules, Dins aquest iglú o Alpinistes-samurais, con los que Pau Debon demostró que su voz continúa igual de poderosa que nueve años atrás. La parte final fue para algunos de los himnos de la formación, como Clint Eastwood, Wa Yeah!, Calgary 88 o la coreada Alegria, que sirvió para definir perfectamente el estado de ánimo generalizado en una tarde que quedará marcada con letras de oro en la historia del festival y de nuestra música. 

Acto seguido, llegó el turno de Jorja Smith, que encaraba su cuarta actuación en esta edición del festival. La joven británica hizo lucir todos los matices de su sensual voz en el día de su cumpleaños, fundiendo el neo-soul de canciones como Teenage Fantasy, Blue Lights o Where did I go?, con los ritmos urbanos cercanos al R&B o al dub de temas Be Honest o On my mind.

Ya en el turno de noche, Yeah Yeah Yeahs llenaron el escenario Pull & Bear con su sonido garage de la mano de una pletórica Karen O, vestida para la ocasión con un espectacular mono arcoíris. Éxitos de la talla de Heads Will Roll o Date With the Night resonaron ante un público totalmente desatado. La fiesta no decayó con los franceses Phoenix, que extendieron los pegadizos estribillos de su synth pop festivo con auténticos temazos como Lisztomania o 1901. Tal era la excitación del momento, que el cantante Thomas Mars se animó a dar un paseo entre el público suspendido por los brazos de los presentes.

Simultáneamente, en la playa de Sant Adrià de Besòs, donde estaba situado el llamado Primavera Beats, Nicki Nicole y Jhay Cortez hicieron mover las caderas de los presentes con su mezcla de ritmos urbanos y latinos. Y es que esta es una de las grandes victorias del Primavera Sound: Que estilos, tendencias y familias musicales diametralmente opuestas puedan convivir con total naturalidad en un mismo recinto. Y, de la misma manera, que personas diversas y venidas de todas las partes del mundo puedan disfrutar sin miedos ni complejos de la belleza de la música.

Autores de este artículo

Víctor Parreño

Víctor Parreño

Me levanto, bebo café, trabajo haciendo fotos (en eventos corporativos, de producto... depende del día), me echo una siesta, trabajo haciendo fotos (en conciertos, en festivales... depende de la noche), duermo. Repeat. Me gustan los loops.

Ghost Transmission - Get me high

PUBLICIDAD

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se produce con el consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de  (proveedor de hosting de Qualsevol Nit) dentro de la UE. Ver política de privacidad del proveedor de hosting. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a i ajuda’ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat

SUSCRIPCIÓ ANUAL + WELCOME PACK 

60€

pagament anual (5€ al mes)

SUSCRIPCIÓ MENSUAL

6€

pagament mensual (72€ a l’any)

Si ho prefereixes, pots fer una aportació voluntària seleccionant tu mateix la quantitat que desitgis donar

María José Llergo. © Marina Tomàs Roch

María José Llergo: Gloria desmesurada

El 52Voll-Damm Festival de Jazz de Barcelona 2020 alzó finalmente el telón con la presencia de María José Llergo. Un concierto que también sirvió para iniciar el ciclo flamenco DeCajón!. Alegría duplicada.

Concierto de UB40 en Porta Ferrada

UB40: Reggae is not dead

La mítica banda británica que hizo del reggae su bandera, presentó en el festival Porta Ferrada de St. Feliu de Guíxols sus temas de siempre.

Concierto de Estopa en el Fòrum de Barcelona. Foto © Miguel López Mallach

Estopa: Estructura de estado

Los hermanos Muñoz, David y José, celebran 20 años de trayectoria musical en un apoteósico concierto en el Parc del Fòrum de Barcelona abarrotado con 25.000 personas extasiadas por Estopa.

Musicalment al dia amb Qualsevol Nit

¿Quieres recibir las novedades musicales de Barcelona? Apúntate a nuestra newsletter. Te enviaremos cada semana nuestros mejores contenidos de autor. En primicia. Mola, ¿eh?

Qualsevol Nit te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Victor Parreño Vidiella como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing), a través de la empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU-US Privacy Shield. Ver la política de privacidad de The Rocket Science Group LLC. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@qualsevolnit.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Fes-te subscriptor/a

Emporta't un Welcome pack

i ajuda'ns a seguir compromesos amb el so de la nostra ciutat